Burujos innovadores en beneficio de los agricultores ecológicos

Burujos

Burujos. Foto: Fraunhofer.

Investigadores de Alemania y Hungría han creado burujos capaces de actuar como repelente de plagas sin perjudicar el medio ambiente y que además fertilizan el terreno. Estos burujos están compuestos de cianobacterias y residuos de fermentación obtenidos en instalaciones de biogás. La industria agrícola orgánica podría sacar provecho de este nuevo hallazgo, sobre todo si se tiene en cuenta que un agricultor perteneciente a este sector se arriesga a perder cultivos enteros si una plaga como la mosca de la raíz de la col pone sus huevos en los vegetales recién plantados.

La adquisición y el consumo de vegetales ecológicos no dejan de crecer y la gran mayoría de los consumidores afirman que prefieren consumir productos que no hayan sido tratados con plaguicidas ni que contengan sustancias químicas. Pero al mismo tiempo los agricultores ecológicos han de salvaguardar sus cultivos de las plagas, objetivos que se antojan prácticamente imposibles de conciliar. Por ejemplo, la mosca de la raíz de la col hace la puesta en primavera y otoño en vegetales recién plantados y una práctica común para protegerse ante esta amenaza es la de sembrar una vez pasado este periodo.

Ahora estos agricultores cuentan con un arma adicional. Gracias a científicos del Instituto Fraunhofer de Ingeniería y Biotecnología Interfacial (IGB), en colaboración con investigadores de la Universidad del Oeste de Hungría en Mosonmagyaróvár y en interés de distintas asociaciones dedicadas a la agricultura ecológica, estos burujos innovadores resultarán positivos en todos los sentidos.

«Los burujos contienen sobre todo residuos procedentes de la fermentación que se produce durante la producción de biogás, pero también un 0,1 % de cianobacterias», informó la Dra. Ulrike Schmid-Staiger, coordinadora de grupo del IGB. Tras depositar el burujo alrededor de los plantones, la flora edáfica degrada las cianobacterias, que emiten un olor repelente para la mosca de la raíz de la col. Los residuos de la fermentación, ricos en nutrientes, también fertilizan las plantas. [...]

Vía CORDIS.

Esta entrada fue publicada en Eficiencia energética, Energía sostenible, Energías limpias y almacenamiento, Renovables y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.