Carlos López Larrea: “No tenemos el secreto de la eterna juventud”

Carlos López Larrea, en el HUCA. Archivo

Carlos López Larrea, en el HUCA. Archivo

Carlos López Larrea, responsable del Servicio de Inmunología del HUCA, forma parte del grupo de investigadores que acaba de descubrir que el riñón es la principal fuente de una hormona (Klotho) que retrasa el envejecimiento. Un hallazgo que permitirá diseñar nuevos tratamientos que retrasen este proceso en pacientes con enfermedad renal crónica y, más a largo plazo, en la población general. El equipo, liderado por el doctor Alberto Ortiz, cuenta también con la colaboración de la investigadora Beatriz Suárez Álvarez, también del HUCA. Además, Cajastur apoya el proyecto.

- ¿Qué aclara el estudio?
- Lo que se ha hecho es descubrir los mecanismos inflamatorios que llevan a la disminución de esta hormona. Y se ha comprobado que se puede llegar a reducir en un 90%. Así lo hemos constado sobre un modelo de ratón con fracaso renal agudo donde hemos comprobado que hay un descenso de esta hormona.

- ¿Cuál es su impacto real?
- Este descubrimiento permitirá diseñar nuevos tratamientos para los enfermos renales crónicos, los que más padecen la disminución de esta hormona denominada Klotho. Además, abre nuevas vías en el estudio de tratamientos antienvejecimiento, tanto en la población, como en determinadas enfermedades asociadas al envejecimiento.

- ¿En qué se centran ahora?
- Lo que pretendemos es utilizar este nuevo conocimiento para convertir Klotho en un bioindicador analítico que puede poner en guardia sobre problemas renales u otros problemas asociados (diabetes, riesgos cardiovasculares). Este indicador mediría los niveles de esta hormona en los pacientes, y también se podría aplicar al campo de los trasplantes renales.

- ¿Ya se conocía esta hormona?
- La hormona se conocía. Lo que no se sabía era cómo se regula por los procesos de inflamación renal que tienen lugar durante el fracaso renal. Y, ahora, se ha visto que existen vías que inducen a esta disminución, y se ha descubierto cuáles son esas moléculas responsables de la disminución de la hormona.

- ¿Cambiará la vida de los pacientes renales?
- Sin lugar a dudas. Este avance va a suponer una mejora de la calidad de vida general en los pacientes con insuficiencia renal crónica, y en la recuperación de su función renal.

- ¿Estamos ante el secreto de la eterna juventud?
- No, y su efecto antienvejecimiento deberá aún ser estudiado con más detalle. De hecho es aún muy aventurado pensar si la población general se puede o no beneficiar. También estamos trabajando en ver si este estudio se puede trasladar a los paciente beneficiarios portadores de un trasplante renal y cómo esta hormona puede influir en su evolución.

- ¿Cuál es la aportación de Asturias?
- Nosotros, Beatriz Suárez y yo, colaboramos en el estudio de los mecanismos epigenéticos implicados en la regulación del Klotho. La línea de trabajo está establecida y dirigida por el doctor Alberto Ortiz y, desde Asturias, colaboramos desde nuestro campo de trabajo, relacionado principalmente en los mecanismos inmunológicos que están implicados en trasplantex de órganos sólidos .

Autora: Carolina García. Vía La Voz de Asturias

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.