Casi un millón de abejas en colmenas móviles socorren al oso pardo y urogallo

Fotografía de abeja polinizando una flor de arandanera

Fotografía de abeja polinizando una flor de arandanera. Foto: FAPAS-Efeverde.

El oso pardo y el urogallo, especies en peligro de extinción y amenazadas hoy por la escasez de alimento, contarán con la ayuda de ochocientas mil abejas instaladas en colmenas móviles con el fin de incrementar la polinización de los arándanos, su principal fuente de nutrición.

La desaparición de las abejas en todo el mundo por un parásito que las elimina se hace palpable en los bosques de Cantabria en donde los apicultores locales, alejados del negocio de la miel por falta de rentabilidad económica, ven en la movilidad de las colmenas la puerta que abre a la recuperación de un ecosistema degradado.

En un acto celebrado hoy en la comarca cántabra de Liébana se ha presentado el proyecto de “Restauración de Ecosistemas mediante la Apicultura” (REMA) cuyo objeto es incrementar, por un periodo de dos años, la productividad de frutos en los bosques y pastizales mediante el uso de la apicultura.
arandano

Para acometer esta empresa, puesta en marcha por el Fondo de Protección de los Animales Salvajes (Fapas) y la Fundación Banco Santander, los apicultores cuentan con 10 unidades móviles de polinización, los llamados fapimóviles.

Estos aparatos son remolques diseñados para facilitar el traslado y manejo de colmenas de abejas melíferas con un coste aproximado por cada apicultor de 2.500 euros. [...]

Vía EFE Verde.

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Naturaleza, Turismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.