Comidas preparadas gustosas y más sanas

Comida preparada

Comida preparada. Foto: Jess Lander

Las principales aplicaciones de mejora nutricional pasan por la reducción del contenido en grasa total, grasa saturada y sal.

En los últimos años, el consumo de comida preparada ha aumentado un 350%, en especial en el hogar, donde se emplean el 90% de los platos preparados que se comercializan. Una mirada al contenido del carro de la compra propio o ajeno evidencia estos datos. La comida preparada se impone a los alimentos frescos. Y las tendencias en este tipo de productos también han cambiado de forma notable en las últimas décadas. [...]

Innovación en comidas preparadas
La comida preparada española pretende la combinación de salud y uso práctico. Bajo esta premisa, el grueso de la industria alimentaria vela por conseguir la mejora nutricional de los platos preparados en consonancia con las actuales recomendaciones de alimentación saludable: menos calorías, menos grasa total y grasa saturada, menos sal, más fibra.

José Enrique Carreres, jefe del departamento de Nuevos Productos de Ainia, explica que desde el centro tecnológico, la mejora nutricional se centraliza en la reducción de la grasa y de la sal, al ser estos los nutrientes de mayor presencia en los platos preparados y que más comprometen la salud de los consumidores. Estos estudios de mejora se aplican, sobre todo, a los productos de quinta gama, ya que tras estudios diagnósticos se revelan los platos más apreciados por los consumidores desde el punto de vista organoléptico.

La innovación en este ámbito se dirige al uso de compuestos sustitutivos de la grasa y de la sal y al recurso de potenciadores del sabor, siempre con el objetivo de conseguir un plato más sano, pero con igual o similar aceptación sensorial por parte del consumidor. [...]

Vía Consumer

Esta entrada fue publicada en Alimentación, Calidad de vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.