Con bacterias minimizan efectos contaminantes del carbón

Los microorganismos generan la degradación del mineral y funcionan como conductores al proceso de oxidación y posterior lixiviación (extracción de sustancias) de la pirita, principal material que contiene el azufre.

Por medio de una novedosa fórmula, un grupo de investigadores trabaja para potenciar la capacidad que tienen ciertos microorganismos en la extracción natural de contaminantes como el azufre asociado al carbón. Si bien el carbón es el combustible fósil más abundante sobre la tierra, constituye un fuerte contaminante luego de su combustión, pues genera efectos medioambientales adversos, por la emisión de contenidos de azufre a la atmósfera, especialmente en procesos industriales a gran escala.

DICYT.

Por eso, la idea es aprovechar la descontaminación que logran algunas bacterias en la naturaleza y atacar el problema, según manifiesta Marco Antonio Márquez, director del Grupo de Mineralogía Aplicada y Bioprocesos (GMAB) de la Facultad de Minas.

“Las bacterias se someten a un proceso de adaptación con el carbón a escala de laboratorio, hasta que el microorganismo efectúe una remoción considerable del contaminante. De ahí se evalúan los resultados con aditivos químicos para encontrar un óptimo de mejor remoción entre ambas formas”. [...]

Esta entrada fue publicada en Energía sostenible, Energías limpias y almacenamiento y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.