Desarrollo europeo de un producto de embalaje alimentario innovador y sostenible

Embalaje alimentario innovador y sostenible

Embalaje alimentario innovador y sostenible. Foto: Instituto Fraunhofer de Ingeniería de Procesos y Embalaje (IVV).

Con las prisas que conlleva la vida moderna, todo producto que facilite las tareas diarias es más que bienvenido. Pero sobre la comodidad prima la seguridad, sobre todo en el sector alimentario. La oxidación de las grasas, los aceites y otros componentes de los alimentos provoca que éstos pierdan parte de sus nutrientes y atractivo. Así, evitar la oxidación es una de las funciones más importantes del envasado de alimentos. Un equipo de investigadores financiado con fondos europeos ha desarrollado un biomaterial a partir de una proteína del suero de la leche y un método viable desde el punto de vista comercial para producir películas multifuncionales a escala industrial. Esta tecnología es muy superior a la de las películas de envasado convencionales fabricadas a partir de derivados del petróleo. Los resultados proceden del proyecto WHEYLAYER («Películas plásticas recubiertas de proteína sérica para reemplazar polímeros caros y aumentar su capacidad para ser reciclados»), financiado con más de 2,5 millones de euros al amparo del apartado «Investigación en beneficio de las PYME (pequeñas y medianas empresas)» perteneciente al Programa de Trabajo Capacidades del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea.

Los resultados surgen de una iniciativa europea sólida dedicada al desarrollo de un material de envasado sostenible y cuya producción sea rentable y respetuosa con el medio ambiente. Los beneficios de esta innovación para la industria serán enormes debido a que se logrará aislar los alimentos producidos del oxígeno, la humedad y la contaminación química y biológica. De este modo también permanecerán frescos durante mucho más tiempo.

Los métodos empleados en la actualidad se centran en el empleo de polímeros petroquímicos caros como el copolímero etileno alcohol de vinilo (EVAL) que actúan como aislantes. La Sociedad Alemana para la Investigación del Mercado del Envasado calcula que en 2014 en Alemania se fabricarán 640 kilómetros cuadrados de materiales compuestos con contenido de EVAL como capa aislante del oxígeno.

En el proyecto WHEYLAYER entienden que los ingredientes naturales del suero ampliarán la fecha de caducidad de los alimentos. Además, la proteína extraída del suero es biodegradable.

En relación a los resultados del estudio, Markus Schmid del Instituto Fraunhofer de Ingeniería de Procesos y Embalaje (IVV) y socio de WHEYLAYER afirmó: «Hemos logrado desarrollar una formulación proteínica del suero lácteo que puede emplearse como materia prima para la fabricación de una barrera aislante. Y además un proceso económicamente viable que puede utilizarse para producir películas multifuncionales a escala industrial.» [...]

Vía CORDIS.

Esta entrada fue publicada en Alimentación, Calidad de vida, Energía sostenible, Materiales y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.