EEUU debate prohibir la investigación con chimpancés

EEUU debate prohibir la investigación con chimpancés

EEUU debate prohibir la investigación con chimpancés.

La vida de los mil chimpancés que actualmente se utilizan en laboratorios estadounidenses como conejillos de Indias podría dar un giro radical si Estados Unidos decide prohibir su uso en experimentos médicos.

Estados Unidos, el único país del mundo junto a Gabón que todavía utiliza oficialmente chimpancés en experimentos médicos, debate estos días si prohibir o no el uso de estos primates en los laboratorios. El Instituto Nacional de Salud (NIH) ha pedido al Instituto de Medicina (IOM) que realice un estudio para determinar si el uso de chimpancés en investigaciones biomédicas y del comportamiento contribuye a lograr avances significativos en materia de sanidad pública. Los resultados del estudio se conocerán a finales de año y entonces se tomará una decisión sobre el futuro de los chimpancés.

La comunidad científica del país está muy dividida

Harold Watson, que dirige el programa de investigación con chimpancés del Instituto Nacional de Salud, prefiere no especular sobre el resultado o el impacto del estudio antes de que este esté terminado.

Ocho centros de investigación financiados con dinero federal utilizan actualmente primates tres de ellos, en concreto, chimpancés en investigaciones relacionadas con el sida, la hepatitis, el cáncer, el alzhéimer, el párkinson, la lepra, las enfermedades del corazón y otros problemas de salud humanos, según explica la organización ecologista PETA en su página web. PETA también ha denunciado que el Instituto Nacional de Salud de EEUU utiliza a chimpancés en experimentos de bio-terrorismo.

El debate en EEUU sobre si es o no ético utilizar estos primates en experimentos médicos se intensificó el año pasado a raíz del anuncio por parte del NIH de que iba a trasladar a 186 chimpancés jubilados del centro de investigación en primates Alamogordo de Nuevo México, un lugar de rehabilitación y descanso de primates que han sido usados en experimentos médicos, a un laboratorio de San Antonio (Texas) para su uso en investigaciones sobre la hepatitis C. Esta decisión provocó quejas de políticos y ecologistas, entre ellos el entonces gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, y la primatóloga Jane Goodall. [...]

Vía La Voz de Asturias. Autora: Beatriz Juez.

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Naturaleza, Sociosanitario y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.