El bosón de Higgs visita Oviedo

El bosón de Higgs -popularmente conocido como la «partícula de Dios»- será la estrella de la exposición que el próximo viernes se inaugurará en Oviedo, en el palacio del Conde de Toreno, en la plaza de Porlier. La muestra es propiedad del CERN, el laboratorio europeo de física de partículas -el mayor del mundo-, con sede en Ginebra, donde el pasado 14 de julio se anunció el hallazgo del bosón de Higgs en el LHC, el mayor colisionador de partículas del planeta.

El bosón de Higgs fue postulado en 1964 por el científico que le dio nombre. Completa el llamado modelo estándar que relaciona y explica todas las partículas de materia y las partículas mediadoras de fuerza.

Javier Neira / La Nueva España

Como explicó ayer Javier Cuevas, profesor de Física de la Universidad de Oviedo y líder del grupo de científicos asturianos que trabajan en el CERN buscando el Higgs, el pasado 17 de diciembre acabaron «el proceso de tomar los datos de las colisiones». Efectivamente, en el LHC se producen colisiones de partículas lanzadas a elevadísimas velocidades -y altísimas energías- y después en dos grandes aparatos de detección -en uno de ellos, el Compact Muon Solenoides (CMS), es donde trabaja el equipo asturiano- se reciben los resultados y se analizan.

En los dos años que estuvo funcionando el LHC a la búsqueda del bosón de Higgs «se logró obtener el doble de datos que los captados por el tevatrón de Chicago», un aparato similar pero de menor potencia, «en los últimos diez años, desde 2002 hasta 2011», indicó Cuevas.

En el mes de marzo cesará la actividad del LHC para realizar mejoras, ajustes y reparaciones, y no se reactivará hasta 2015. «En estos dos años», añadió Cuevas, «tendremos que analizar y concluir si la señal detectada el año pasado tiene todas las propiedades que requiere para ser finalmente el bosón de Higgs. Y además, con los datos acumulados, se trataría de ir más allá del modelo estándar. Hemos detectado un bosón, pero ¿es el Higgs? Por lo que vamos conociendo, cada vez se parece más al postulado por Higgs. Sabemos que se trata de un bosón escalar y no pseudoescalar, lo que supone un avance. Y es que si es escalar conserva la paridad, por eso es importante. Asimismo, quizá tenga un spin, el nivel de giro de la partícula que sea igual cero o quizá sea dos. Para que resulte ser el Higgs debe ser escalar y con spin cero. Sabemos también que se desintegra en bosones», partículas que tienen spin entero, «otra pista importante, y quizá en fermiones», que tienen como spin un número fraccionario, «aunque aún está por demostrar esto último».

Por su parte, Yolanda Lozano, profesora de Física Teórica de la Universidad de Oviedo, explicó que «la teoría de Higgs se remonta a décadas atrás, de todos modos se trata de una idea dinámica y, asimismo, existen otras alternativas al mecanismo de Higgs. En el CERN se trata de explicar la esencia del universo: de qué está hecho y cómo se creó. Las teorías permiten hacer predicciones, pero es necesario confirmarlas, que es lo que ahora se está intentando. El Higgs puede confirmar el modelo estándar, los experimentos que se han realizado recrean las condiciones de altas energías y temperaturas propias del inicio del universo, tras el Big Bang. Por ejemplo, se puede estudiar el plasma quarks-gluones». Los quark son los componentes de los protones y los neutrones, y los gluones, las partículas de fuerza que los unen.

Veintinueve profesores y alumnos de la Universidad de Oviedo se han comprometido con la exposición del CERN, que el viernes se inaugurará en el palacio del Conde de Toreno de Oviedo. La muestra está especialmente indicada para escolares de cuarto de ESO y de Bachillerato. De forma paralela se ofrecerán 12 talleres impartidos por profesores de tres departamentos de la Facultad de Ciencias. Los escolares visitarán la exposición por la mañana y después participarán en los talleres. El público en general también puede ver la muestra, con más comodidad en horarios de tarde.

Como indicó ayer Norberto Corral, decano de la Facultad de Ciencias y profesor de Estadística, «la idea es que las visitas sean guiadas para los escolares y también para el público en general porque así se aprovecha más la información. Cinco profesores de Física de Altas Energías y otros seis de Física Experimental, todos de la Universidad de Oviedo y trabajando en el CERN, se encargarán del grueso de las enseñanzas. También colaborarán cinco estudiantes, de los cuales dos cursan el grado doble de Física y Matemáticas. Los talleres serán impartidos por otros trece profesores de Física, Matemáticas y Estadística, en total 29 personas».

La exposición del CERN «ya estuvo en Grecia y ahora llega a Oviedo desde Sevilla. La inauguración se realizará a las siete y media de la tarde del viernes con un sencillo acto protocolario al que van a asistir el rector, Vicente Gotor, y la consejera de Cultura, Ana González, y después se les ofrecerá una visita guiada como a todo el que acuda a la muestra».

Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.