En 2017 obtuvo el Premio Internacional de Ensayo Jovellanos por Historia del futuro y hace unos meses también fue reconocido con el galardón Cosce a la Difusión de la Ciencia

Amador Menéndez, autor de Historia del Futuro.  Tecnologías que cambiarán nuestras vidas, Premio Internacional de Ensayo Jovellanos 2017, ha sido galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura en la modalidad de “Innovación de producto, servicio y/o material” por “sus desarrollos en tecnologías emergentes y disruptivas, que podría ser de gran ayuda en el camino hacia los edificios de consumo energético casi nulo”. Se trata de edificios que prácticamente generen la misma energía que la que consumen.

El Premio Nacional de Arquitectura Avanzada busca reconocer a las personas, empresas y proyectos más innovadores del sector de la edificación, acorde con criterios de sostenibilidad, procesos operativos que deben ayudar a una industrialización de su producción, crear una experiencia nueva como cliente y usuario de los espacios propuestos, incluso, nuevos modelos de negocio en un ámbito tradicionalmente contrario a su desarrollo e innovación.

El jurado ha destacado a Amador por sus “aportaciones pioneras en ventanas fotoeléctricas – técnicamente conocidas como concentradores solares luminiscentes – capaces de atrapar la luz solar para posteriormente convertirla en electricidad”. La
tecnología hace uso de unas pinturas o nanomateriales capaces de atrapar de forma eficiente la radiación solar. Amador Menéndez Velázquez inició estas investigaciones en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en el año 2009. Junto con otros científicos, allí logró un récord de eficiencia en la captura de energía solar. En la actualidad continúa estas investigaciones en el Instituto Tecnológico de Materiales de Asturias.

Premio Internacional de Ensayo Jovellanos, 2017

Ya en Historia del futuro Amador Menéndez quiso compartir con el lector nuevos avances emergentes y disruptivos que ha podido conocer de primera mano en lugares tan emblemáticos como el prestigioso MIT de Massachussets. Nos habla de nanotecnología, biónica, robótica e inteligencia artificial, entre otras técnicas, algunas de las cuales pasarán un día a formar parte de nuestras vidas. Y es que cada vez más la ciencia y el ser humano se funden en un fascinante sinergismo.

Prótesis controladas con el pensamiento, coches autoconducidos, superinteligencia, desempleo provocado por la automatización y renta básica universal son ejemplos de tópicos candentes en la actualidad. No hay consenso sobre cómo afrontar un futuro que se nos presenta misterioso e incierto, con grandes promesas pero también grandes peligros. El objetivo del libro es animar al lector a sumarse a estos debates y así contribuir activamente a inventar el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *