El Corán se reescribe en Asturias

La Universidad de Oviedo y Cajastur presentan mañana en Toledo la edición de la traducción más antigua del libro sagrado en lengua española – El manuscrito fue redactado en 1606, tres años después de la expulsión de los moriscos, y se conserva en la Biblioteca de Castilla-La Mancha.

«¡En el nombre de Allah, piadoso de piedad! Los loores son ad Allah, Señor de todas las cosas, piadoso de piedad, rey del día del juicio». Así comienza el Corán en traducción al castellano. Desde la Universidad de Oviedo, y por iniciativa del Seminario de Estudios Árabo Románicos se ha abordado la edición comentada del Corán de Toledo, la traducción más antigua conservada en lengua española, todo un monumento de la literatura del Islam español. Un libro que tiene tras de sí una historia de película. Se trata de una traducción realizada por un morisco de Aragón y procede probablemente del pueblo zaragozano de Villafeliche. Tiene fecha: 1606. Tres años después de que Felipe III decretara su expulsión de España en uno de los episodios más dramáticos en la Historia de la nación. Aquella traducción, pues, lleva marchamo de clandestinidad. De hecho, el Islam estaba proscrito desde 1502 en Castilla y desde 1526 en Aragón. El traductor del Corán de Toledo pudo haber utilizado un Corán en árabe y romance, quizá del siglo XV. Se jugó literalmente la vida en el intento.

El manuscrito original del Corán de Toledo se encuentra en esta ciudad manchega, en la biblioteca de referencia de la comunidad, y proviene de una colección denominada Borbón Lorenzana, formada a finales del XVIII. El Borbón le llega de un ascendiente de la familia real, y el Lorenzana, del apellido de un ilustre arzobispo de Toledo. El manuscrito se guarda en la citada biblioteca autonómica, con sede en el Alcázar de Toledo. La génesis es aragonesa; la guarda, castellano manchega, y la iniciativa de edición de esta joya bibliográfica, asturiana. El promotor es el profesor de árabe de la Universidad de Oviedo y director del Seminario de Estudios Árabo Románicos, Juan Carlos Villaverde, quien mañana, jueves, estará en Toledo presentando un volumen que tiene editorial asturiana, Trea, y financiación también del Principado, Cajastur. La fusión entre la Caja de Ahorros asturiana y la de Castilla-La Mancha ha sido un buen motivo -el principal, sin duda- para que Cajastur abordara el proyecto.

Vía La Nueva España. Autor: Eduardo García.

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Cultura y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.