El dibujo científico (y un truco neurocientífico para dibujar)

Neuronas. Ramón y Cajal.

Neuronas. Ramón y Cajal.

El dibujo científico ha sido una herramienta crucial a lo largo de la historia de la ciencia, tanto para científicos como para divulgadores.

Siendo el año de la neurociencia en España, recordad como ejemplo de ello las ilustraciones del neurocientífico Ramón y Cajal, que, a finales del siglo XX, utilizaba el dibujo para representar las imágenes de tejidos nerviosos observados al microscopio.

Actualmente los investigadores generan este tipo de imágenes por otros medios gracias al desarrollo tecnológico. (La exposición itinerante “Paisajes neuronales” del Museo Cosmocaixa muestra las creaciones del nobel junto a imágenes posteriores para ilustrar la evolución del conocimiento del sistema nervioso en el último siglo).

Sin embargo, aun con el gran desarrollo de las nuevas tecnologías, el dibujo sigue siendo muy importante sobretodo en materias como la biología, la botánica y la entomología. Especialmente en estos campos, no ha sido completamente desplazado por la fotografía porque presenta ciertas ventajas importantes frente a ésta, como la posibilidad de simplificar la ilustración o de resaltar ciertos detalles para facilitar la comprensión de lo expuesto.

En la actualidad, sobretodo a nivel de investigación, muchos dibujos científicos son creados total o parcialmente mediante herramientas computacionales de diseño gráfico y a menudo complementados con fotografías o micrografías.

De cualquier forma, para la divulgación sería muy bueno potenciar la parte artística de las ilustraciones para que sean atractivas y aporten un valor añadido a parte de claridad en el detalle científico. Ya hay algunos artistas no científicos dedicados al dibujo científico pero estaría bien que hubiera más.

Para los que quizá os atreváis alguna vez a acompañar vuestros trabajos divulgativos con alguna bonita imagen a mano, el hablar de neurociencia y dibujo me ha recordado un libro que os recomiendo: “Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro” de Betty Edwards. Se trata de un libro muy original que sugiere nuevas técnicas de dibujo basándose en los últimos descubrimientos en el campo de la investigación de los procesos cerebrales.

El libro explica la importancia de potenciar la percepción a través del hemisferio derecho del cerebro (“modalidad D”) en detrimento de la percepción a través del hemisferio izquierdo. Esto es porque el hemisferio izquierdo percibe en forma de números y palabras y procesa la información contrastándola con experiencias anteriores. Por contra, el hemisferio derecho percibe la información de forma global y aporta capacidad espacial. [...]

Vía Sobre comunciación… de la Ciencia.

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Energía sostenible y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.