El elemento químico más raro del planeta se postula para vencer al cáncer

Instalación del CERN en la que se ha llevado a cabo el experimento

Instalación del CERN en la que se ha llevado a cabo el experimento. Foto: CERN.

Un equipo de científicos desvela las propiedades fundamentales del astato, un elemento radiactivo del que sólo hay 0,07 gramos en todo el planeta y que es adecuado para destruir las células cancerosas como un misil teledirigido.

Si hoy nos dieran superpoderes a los 7.085 millones de seres humanos y nos encomendaran perforar el planeta en busca del elemento químico astato, dejaríamos la Tierra completamente agujereada, pero entre todos no llegaríamos a llenar ni una miserable cucharilla de café. El astato es el elemento más infrecuente del mundo. Se calcula que en un instante dado hay menos de 0,07 gramos en toda la corteza terrestre. Una mosca podría llevar encima todo el astato del planeta.

Cualquiera sabe que el oro es amarillo y que el hierro es gris, pero el astato es tan escaso que ni siquiera se sabe muy bien de qué color es. Se supone que es negro. Sin embargo, pese a ser un desconocido, es una de las grandes promesas de la medicina para vencer al cáncer.

Dos de las formas en las que existe, el astato-210 y el astato-211, se pueden producir en laboratorio en cantidades ínfimas. El primero es útil si lo que se pretende es asesinar a un agente de la KGB, porque se descompone en polonio-210, el famoso veneno empleado para matar al teniente coronel ruso Aleksandr Litvinenko. El astato-211, en cambio, puede salvar vidas: emite radiación de corto alcance, una propiedad ideal para construir con él misiles teledirigidos contra las células cancerosas. [...]

Vía Materia. Autor: Manuel Ansede.

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Energía sostenible, Materiales, Sociosanitario y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.