El exceso de celo contra las drogas condena a sufrir a cientos de miles de pacientes de cáncer

Un informe de un equipo internacional de científicos muestra que 4.000 millones de personas viven en países donde la regulación sobre narcóticos deja a los enfermos sufriendo dolores insoportables y evitables.

El dolor provocado por un cáncer puede llegar a ser insoportable y en el caso de pacientes terminales, un sinsentido difícil de explicar con argumentos racionales. Por eso, unos cuidados que alivien ese dolor se consideran parte esencial del tratamiento de estas enfermedades. Sin embargo, en todo el mundo, 4.000 millones de personas viven en países donde la legislación, pensada para evitar a los ciudadanos el sufrimiento derivado de la adicción las drogas, condena a muchos otros a una tortura atroz. Esta es la denuncia lanzada por un equipo internacional de científicos que ha realizado el mayor estudio hasta la fecha sobre la disponibilidad de opiáceos en el mundo para tratar el dolor en enfermos oncológicos. [...]

Vía Materia. Autor: Daniel Mediavilla.

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Sociosanitario y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.