El interés de las mujeres por la ciencia depende de cómo se pregunte

El menor interés de las mujeres por la investigación se circunscribe solo a algunas disciplinas y tiene parte de su explicación en estereotipos.

En 1964, el antropólogo Claude Lévi-Strauss escribía en el primer volumen de sus Mitológicas que “el científico no es la persona que da las respuestas correctas, es el que hace las preguntas correctas”. La semana pasada se conocieron los resultados de la encuesta sobre percepción social de la ciencia que elabora la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt). Uno de los resultados más llamativos es la diferencia de interés espontáneo por la ciencia y la tecnología entre hombres y mujeres. El de ellos llegaba al 20,4% y el de ellas se quedaba en la mitad, el 9,9%. Una diferencia similar se ha mantenido estable durante la última década, y es parecida en todas las edades. “Tenemos que ver qué podemos hacer, buscar el origen”, decía la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela.

Materia. Autor: Daniel Mediavilla.

En opinión de Capitolina Díaz, presidenta de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT), una de las explicaciones para explicar el resultado es la forma de plantear las preguntas. La gran brecha entre hombres y mujeres tiene su origen en esta pregunta: “A diario recibimos informaciones y noticias sobre temas muy diversos. Dígame, por favor, tres temas sobre los que se sienta especialmente interesado/a”. En ese ámbito, la ciencia compite con el paro, la educación o la sanidad. Sin embargo, como explica la propia Fecyt, “cuando se les pregunta por el interés declarado, es decir, se les ofrece un listado de áreas temáticas y se les pide que expresen su interés entre 1 y 5, la brecha es más pequeña”. En 2014, el 44,8% de los hombres está muy o bastante interesado en ciencia frente al 35,7% de las mujeres.

Según Díaz, Fecyt comete un error en su cuestionario al caer en los estereotipos de lo que es ciencia. “Fecyt no considera ciencia la biomedicina y no digamos ya las ciencias sociales y las humanidades”, plantea. “Sin embargo”, continúa, “cuando se pregunta a las mujeres por su interés por la salud o las ciencias de la salud, está entre lo más valorado”. En la encuesta, el interés de las mujeres sobre salud y medicina es del 72,1% frente al 56% de los hombres. [...]

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Energía sostenible y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.