El laboratorio del bienestar

Camiseta con sensores Vanesa Lobato y Víctor Peláez, con la camiseta que incorpora un acelerómetro y puede de enviar alertas en caso de caída o desmayo

Camiseta con sensores Vanesa Lobato y Víctor Peláez, con la camiseta que incorpora un acelerómetro y puede de enviar alertas en caso de caída o desmayo. Foto: Fernando Robles

En el edificio de Centros Tecnológicos de Gijón, se encuentra una sala muy peculiar. Monitores y el tradicional aparataje informático comparten espacio con televisores, mandos a distancia y varios modelos de descodificador para TDT, en ordenada pila. Parte del laboratorio se parece al escenario de una sitcom norteamericana: varios cubículos representan, a pequeña escala, las estancias más habituales en un piso o una casa. El objeto más extraño, en la mesa central: un recipiente esférico de chicles, donde estos últimos han sido reemplazados por acelerómetros, leds y algo de circuitería.

No es ciencia ficción, sino el laboratorio donde se desarrolla la línea 4U, impulsada por CTIC Centro Tecnológico: un grupo de trabajo cuya misión es lograr un acceso universal a tecnologías útiles, usables y claramente orientadas hacia las necesidades del usuario, con especial atención a dos áreas: salud y entornos inteligentes.

Ambos sectores tienen un punto de convergencia: el hogar asistido. Se trata de un concepto que une atención asistencial y domótica, respetando accesibilidad y usabilidad. De hecho, uno de los proyectos diseñados en el laboratorio permite la utilización de un descodificador de TDT y su mando a distancia para el desarrollo de actividades y juegos destinados a la estimulación cognitiva, orientada a pacientes con alzheimer. Así, el sistema traslada al entorno audiovisual actividades que, hasta ahora, se hacían con fichas de papel. “Utilizamos diferentes dispositivos y diferentes modos de interacción con las cosas” explica Vanesa Lobato, responsable de 4U. Este proyecto, desarrollado por CTIC junto al Centro de Referencia Estatal de Alzheimer, la Fundación CARTIF e Innovaciones Sociosanitarias, está diseñado para funcionar con cualquier dispositivo TDT. “El mando a distancia que se utiliza es el de la tele, y su mecanismo de navegación es afín a todos los modelos: la rueda y los botones de colores”, explica Lobato, “hemos evitado cualquier elemento que no sea estándar”. La plataforma es dinámica y puede utilizarse para otro tipo de contenidos e interacciones. [...]

Vía: La Voz de Asturias

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Sociosanitario y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.