El oso de Troya, un cómic sobre el cambio climático

Los artistas Pelopantón, un dúo formado por Luis Resines y Ana Bonilla, conocieron de cerca los problemas que afronta el Ártico gracias al Consejo Superior de Investigaciones Científicas y decidieron poner su creatividad al servicio de la divulgación científica. Así surgió El oso de Troya, un cómic sobre el cambio climático que busca concienciar a los más jóvenes.

Cuando Pelopantón, un dúo de artistas formado por Luis Resines y Ana Bonilla, fueron testigos gracias al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de los problemas que afronta el Ártico, no dudaron en poner su creatividad al servicio de la divulgación científica.

SINC.

“A los científicos que investigan en el Ártico les pasa un poco como a Casandra, que fue maldecida por Apolo haciendo que nadie creyera en sus predicciones. Alertan sobre los peligros del cambio climático, pero nadie parece querer escuchar lo serio que es el tema”, indica Resines.

El mito al que se refiere este dibujante, punto de partida de su cómic El oso de Troya, es el de la bella hija de Hécuba y Príamo, rey de Troya. “Su belleza enamora a Apolo y este le promete el don de la profecía a cambio de su amor. Sin embargo, llegado el momento, Casandra rechaza al dios del Sol y él la maldice provocando, a la larga, la caída de Troya hacia el año 1300 antes de nuestra era. Aunque Casandra alerta a los troyanos de que desconfíen de un regalo que llega en forma de un gigantesco caballo de madera, nadie la cree”, explica. [...]

Con este mismo objetivo, Pelopantón ya colaboró con el guionista Finch en el cómic Expedición Malaspina. Un viaje de 200 años (CSIC y Editorial Catarata), enmarcado en el proyecto Malaspina 2010 liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Para publicar El oso de Troya, este equipo de creadores busca actualmente financiación a través de la plataforma de crowdfunding I Love Science.

Esta entrada fue publicada en Energía sostenible y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.