El teclado sirve para diagnosticar enfermedades neurodegenerativas

Investigadores españoles y del MIT crean neuroQWERTY, un sistema que detecta el deterioro de las habilidades psicomotoras en la forma de teclear.

Un acto tan mecánico y breve como es el de pulsar una tecla tras otra puede servir para detectar enfermedades neurodegenerativas. Eso es lo que ha demostrado un grupo de investigadores, que han creado un sistema que analiza patrones al teclear en el ordenador, detectando el deterioro en las habilidades psicomotoras. Ya lo han probado con personas sanas y ahora lo están investigando con enfermos de párkinson.

Materia. Autor: Miguel Ángel Criado.

La forma que tenemos de usar el teclado es tan personal que se ha convertido en una de las maneras más seguras de identificar a una persona. Son muchos los elementos que forman la huella biométrica del que teclea: la velocidad de tecleo, repetición de errores, la fuerza con la que se golpea el teclado o lo rápido que se libera cada tecla. Toda esa información se puede registrar para detectar patrones únicos. Un cambio en ese patrón puede indicar que alguien está usurpando una identidad. Pero también puede revelar que el sujeto podría estar enfermo.

Pulsar la tecla es la más breve de esas métricas, sin embargo, también puede ser la más informativa. La acción se puede descomponer en tres fases: impacto del dedo en la tecla, comprensión de la yema del dedo y liberación de la tecla. Estudios de la neurobiología del teclear han mostrado que todo el proceso no dura más de 100 milisegundos y la mayor parte del tiempo (el 77%) es para la liberación. A pesar de su brevedad, cada pulsación activa la corteza motora primaria, el área motora suplementaria, los ganglios basales y el cerebelo.

“Es la métrica más robusta e independiente de tus habilidades previas de tecleo”, dice el neurólogo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) Álvaro Sánchez. [...]

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Sociosanitario y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.