¿Cómo se mide el rendimiento de un científico?

La naturaleza compleja del entorno científico hace muy difícil una compensación satisfactoria, por eso abundan los premios como mejor científico del año que permiten hacer una aproximación a una evaluación de esfuerzo.

Los incentivos no son de carácter estrictamente económico ya que sus salarios están fijos, por ser funcionarios, quedando como incentivos la promoción, llegar a ser jefe de equipo, o poder utilizar la investigación para innovar, creando un empresa privada que explote los avances encontrados.

Obviamente los becarios y similares no entran dentro de esta estructura de incentivos, lo que no contribuye ciertamente al trabajo en equipo.

Por otro lado como la producción científica tiene una naturaleza multifacética , si se compensa por ejemplo por el índice de impacto se desatienden otras facetas de la investigación como la formación de nuevos investigadores, promoción del entidad investigadora, etc.

Otro factor es la inflexibilidad estructural en la investigación en cuanto a proyectos o investigadores posibles. Por ejemplo los investigadores en investigación medica provienen mayormente del área asistencial, potenciándose la vertiente trasnacional de la investigación, pero esto reduce a ser investigador a los médicos existentes en el hospital de referencia de la institución científica.

También será necesario fomentar la estimación de que los mejores científicos son los que atraen o aseguran la mayor cantidad de fondos para la institución científica, un poco al estilo americano. [...]

Vía eCiencia. Autor: Alberto Iglesias

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Energía sostenible y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.