Evaluar el olfato ayudaría a la detección precoz del parkinson

Los afectados por la enfermedad tienen menor capacidad para distinguir el aroma de la menta, el ajo, el pescado, la naranja, la banana, el café y el clavo de olor, según un estudio argentino.

El estudio del patrón de reconocimiento de olores podría servir para como una herramienta “universal” para detectar a pacientes en estadios tempranos de la enfermedad de Parkinson, lo que permitiría iniciar el tratamiento específico en forma más oportuna.

DICYT.

Así lo indica la evidencia reunida por un equipo de investigadores argentinos, quienes examinaron la capacidad olfatoria de 112 pacientes y compararon los resultados con registros de Alemania, Brasil, China, los Países Bajos y Sri Lanka, con un número similar de sujetos sanos.

Uno de los síntomas más frecuentes de la enfermedad de Parkinson es la hiposmia, es decir, una menor capacidad para percibir e identificar olores. Sin embargo, existía la preocupación de que un método para evaluar esa función pudiera estar influido por factores culturales. [...]

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Sociosanitario y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.