Expertos en ergonomía de todo el mundo analizan en Oviedo la seguridad del paciente

Software de reconocimiento facial, una de las técnicas empleadas en ergonomía. Foto: G. R.

Software de reconocimiento facial, una de las técnicas empleadas en ergonomía. Foto: G. R.

Investigadores, médicos y empresarios innovadores de más de 19 países analizan entre hoy y el viernes en Oviedo cómo la ergonomía puede contribuir a mejorar la calidad de los sistemas de salud, la seguridad y el bienestar del paciente minimizando los errores humanos. Para ello, dos de las principales herramientas que utiliza esta disciplina son la adecuada planificación del entorno y aspectos subjetivos de la experiencia de los usuarios, cuestiones que no suelen contemplarse en la planificación de los entornos hospitalarios.

Entre los ponentes más destacados del Congreso Internacional sobre Sistemas de Salud, Ergonomía y Seguridad del Paciente (HEPS 2011) destaca el ingeniero, médico y astronauta James Philip Bagian, que centra su contribución de hoy en cómo los factores humanos y la ergonomía deben cooperar para el cuidado y la seguridad del paciente. Junto a él, acuden a Oviedo el presidente de la Asociación Internacional de Ergonomía, Andrew Imada; la responsable de la Oficina de Seguridad del Paciente de la Organización Mundial de la Salud, Itziar Larizgoitia, y más de 200 ponentes extranjeros procedentes de más de 19 países, entre ellos Canadá, Noruega, Francia, Alemania, Reino Unido, Japón, Finlandia, EEUU, Australia, China…

Entre los españoles de todo el país que acuden a la cita, está programada la intervención de Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes y Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2010, que abordará en su intervención del viernes las buenas prácticas en la donación de órganos.

Error humano y planificación de entornos
“Es común pensar que la ergonomía es algo así como estar cómodo, pero es mucho más. Supone, por ejemplo, analizar utilizando las tecnologías más avanzadas cuáles son las posibles distracciones del entorno que pueden dar lugar a errores humanos, y que pueden resultar nefastos en centrales nucleares, centros de control aéreo, hospitales o al volante, entre muchos otros campos de la vida”, afirma Gustavo Rosal, López, Secretario de la Asociación Española de Ergonomía.

Debido al carácter multidisciplinar de la ergonomía, entre los profesionales e investigadores que acudirán al evento se encuentran perfiles tan diversos como físicos, cirujanos, dentistas, ingenieros, arquitectos, diseñadores, antropólogos y sociólogos, entre otros.

Un ejemplo de colaboración público-privada

Tal y como indica Gustavo Rosal en calidad de director técnico de Sinerco, una de las iniciativas que se expondrán ha partido del departamento de I+D+i de la empresa que dirige, y ha contado con la colaboración de la Unidad de Cuidados Intensivos de Pediatría del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Se trata de un primer acercamiento para medir la percepción subjetiva del dolor en niños en función de sus expresiones, para lo que se ha utilizado un sistema de reconocimiento facial. “Ha sido una experiencia muy positiva, y tras ella ahora nos enfocamos a elaborar los protocolos de muestreo con la colaboración de algunos centros hospitalarios a nivel nacional”, afirma.

Autor/a: UCC+i FICYT. Vía SINC

———————-

Más información
Web del Congreso: http://www.heps2011.org/
Programa completo

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Sociosanitario y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.