Hallan un fósil de ictiosaurio en Villaviciosa

Réplica del fósil de un Stenopterygius Ictiosauria conservado en el MUJA, un ejemplar similar al que hoy se presenta al público. Foto: E.C.

Réplica del fósil de un Stenopterygius Ictiosauria conservado en el MUJA, un ejemplar similar al que hoy se presenta al público. Foto: E.C.

El Museo del Jurásico de Asturias (MUJA), en el concejo de Colunga, tiene un nuevo inquilino. Un fósil de ictiosaurio, encontrado recientemente en la ensenada de La Conejera, en el concejo de Villaviciosa, que se viene a unir a otros, como el Stenopterygius Ictiosauria -cuya imagen acompaña estas líneas-, pertenecientes a la colección del equipamiento, donde ya exhiben sus marcas prehistóricas.

Según los expertos, que hoy presentarán el descubrimiento, en un acto presidido por el director de Patrimonio, Adolfo Rodríguez Asensio, y en el que participarán el alcalde de Colunga, Rogelio Pando, y el responsable del equipo científico del MUJA, José Carlos García-Ramos, se trata del «reptil fósil de ictiosaurio más completo encontrado hasta el momento en la Península Ibérica». Sus características de momento son de momento una incógnita. Pero se sabe que los ictiosaurios, reptiles marinos de la subclase de los euriápsidos, podían medir entre uno y 10 metros de longitud.

P. Merayo / El Comercio

Hay algunos tan excelentemente conservados, que de su estudio se ha podido conocer su dieta de peces y cefalópodos, y hasta el hecho de que incubaban internamente sus huevos, porque eran ovovivíparos. De cabeza grande, cuerpo fusiforme, extremidades pares en forma de aletas -mayores las anteriores- , tenían de 5 a 12 dedos provistos de numerosas falanges. También una cola ahorquillada; hocico largo y mandíbulas provistas de numerosos dientes, que demuestra su régimen carnívoro.

Asimismo estos animales que estaban totalmente adaptados a la vida marina, pese a ser reptiles pulmonados, tenían ojos extremadamente grandes. Se dice que surcaron los mares del mundo desde principios del Triásico y en el Jurásico llegaron al máximo de su diversificación.

Esta entrada fue publicada en Cultura, Naturaleza y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.