Innovación en construcción, baza de futuro para el acero

José Antonio Páez de Tecnalia

José Antonio Páez de Tecnalia.

José Antonio Chica, de Tecnalia, destaca la “fortaleza” de Asturias para desarrollar nuevos productos y soluciones industrializadas.

Cuando la patronal del metal (Femetal) acaba de anunciar que prevé el cierre de empresas y la pérdida de cientos de empleos en Asturias para el año 2012, al sector le llega un tronco al que agarrarse desde el discurso de la innovación. La cultura, la experiencia transformadora y la capacitación humana en el acero que la región acumula, a juicio del gerente de Construcción Industrializada y Seguridad en  Tecnalia Research & Innovation, José Antonio Páez, un «punto de fortaleza» para el desarrollo de nuevos productos y soluciones industrializadas para la construcción.

Chica impartió el pasado jueves en Gijón una ponencia sobre las líneas prioritarias de la construcción en innovación en el VII Programa Marco de la Unión Europea (UE), dentro de la ‘Semana de Ciencia y la Tecnología 2011’.  Se trata de «poner valor en productos » derivados del acero, «hechos  en Asturias para el mundo», para aprovechar las oportunidades que la innovación abre en un sector, el de la construcción, que «es muy grande», esto es, va más allá del ladrillo convencional, recuerda José Antonio Chica.

Industrialización

Ejemplo de los nuevos productos que la construcción del futuro demanda son los elementos prefabricados de la denominada ‘construcción industrializada’. Un modelo constructivo que desde Asturias defiende la Agrupación Empresarial para la Industrialización de la Construcción, organizadora de la ponencia que ofreció José Antonio Chica, y que, en el mercado regional tiene su máximo exponente en los trabajos de la empresa Modultec.

Otro ejemplo de la innovación presente y de la que viene en el sector de la construcción es toda la gama de nuevos materiales que se
están impulsando. Esta innovación, la de los materiales y los productos es «más fácil de trasladar» a la sociedad y el mercado, pero ello no quiere decir que la construcción no hinque los codos en otros frentes para innovar, como la gestión.

Por encima de visiones simplificadoras y parciales, de quienes piensan que en este sector no se está innovando o que «no es necesario», el representante de Tecnalia demostró lo contrario, que la construcción innova y por varios caminos. Ahoraque son los centros tecnológicos, las universidades y las grandes empresas quienes, desde su visión, lideran la I+D+i en la construcción en España. Las pymes, salvo experiencias puntuales, rondan, pero todavía no han entrado en este círculo. José Antonio Chica las exhorta a dejarse ayudar y guiar por los organismos competentes para desarrollar ese «aspecto diferencial» que las permita competir y sobrevivir.

La crisis actual no es tal, no es «algo que llega y pasa», sino que estamos ante el «fin de un modelo », aclara Chica. Y la forma de salir
es innovando, «diferenciándonos, haciendo productos nuevos, no hay otra», incide el experto. O la innovación o «ser los más baratos
» y en precio está claro que España no puede competir con los grandes países que practican la tirada de precios, además que tampoco
sería solución de bienestar sociolaboral, hace ver.

Luego, toca «esforzarse en competir por la diferenciación» y «eso es otra jugada, otra mentalidad» e implica «poner dinero en gente que piensa», señala el representante de Tecnalia I+D. Es el momento de apostar «de verdad» por la I+D+i en el sector, que «las empresas entiendan que el futuro es tener gente cualificada pensando en desarrollar el elemento diferenciador, con conocimiento y tecnología», agrega.

No basta con defender el discurso de la innovación, sino que «hay que creérselo», zanja. El actual bajón de la edificación, que llevará a cerrar 2011 con solo unas 200.000 viviendas construidas (500.000 menos que en 2008), coloca en primer plano la rehabilitación de viviendas, un filón si se enfoca con visión innovadora. Así se está demostrando, especialmente en lo que tiene quer ver con la «eficiencia energética», más allá de la estética, del aspecto exterior de los inmuebles. En este nicho tienen cabida nuevos sistemas de aislamiento térmico exterios (SATE) y otras soluciones innovadoras.

«Ahora que no hay ningún dinero, el refugio está en la rehabilitación energética», hace ver Chica. La rehabilitación de edificios en
España está creciendo y lo hará más, augura. En su favor juega el escenario normativo nacional y europeo vigente y en desarrollo.

Vía Canal Innova. autora: Rosa Valle.

Esta entrada fue publicada en Energía sostenible, Materiales. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.