Innovación fina que bebe del sol

Estéticas y más económicas, las soluciones fotovoltaicas de aplicación arquitectónica basadas en la tecnología denominada de capa fina cada vez tienen más presencia en España en la edificación, principalmente de instituciones y oficinas. En Asturias, cola nacional en irradación solar recibida, su presencia en el mercado es aún testimonial, pero aumentan las empresas de  diferentes sectores interesadas en abrir nicho e involucradas en «importantes» proyectos de investigación en este campo. Así lo constata el director del Área de Energía del ITMA Materials Technology, David Gómez. Hasta la fecha, esta tecnología se está empleando principalmente en vidrio, en fachadas ventiladas y muros cortina. De ahí que se vea principalmente en inmuebles públicos o empresariales.

No obstante, la creciente aparición de nuevos productos presagia su implantación en edificios residenciales o viviendas unifamiliares «a corto plazo», manifiesta el represente del ITMA, que participó esta semana en una jornada sobre energía solar celebrada en el Parque  Tecnológico de Asturias (PTA), en el marco del XX aniversario de la entidad.

La integración de energía fotovoltaica en edificios públicos, industriales o residenciales ha experimentado un notable auge en los últimos tiempos en Europa. La sustitución de elementos constructivos tradicionales por elementos constructivos fotovoltaicos es la tendencia más innovadora en este campo y, dentro de ella, la tecnología de capa fina ofrece «importantes ventajas» frente a las células de silicio tradicionales (silicio cristalino y policristalino), explica el experto.

Además de un considerable ahorro económico respecto a las soluciones precedentes, esta tecnología de capa fina aporta «algo fundamental en la arquitectura actual: la componente estética del edificio», destaca David Gómez. El resultado son paneles en vidrio coloreado y semitransparente o la utilización de materiales cerámicos y metálicos «en los que la funcionalidad fotovoltaica no es percibida por el cliente », añade.

ITMA Materials Technology participa en proyectos de investigación industrial con empresas nacionales con gran implantación en este sector, como es el caso del proyecto ATON, en fase de desarrollo, liderado por Grupo Unisolar.

Laboratorio referente
En los últimos cuatro años el centro tecnológico asturiano viene investigando en el desarrollo de células solares de capa fina para integración fotovoltaica. El ITMA dispone de un laboratorio piloto único en sus características en España en el que se reproduce el proceso de fabricación completo y con capacidad para que las soluciones obtenidas puedan ser escaladas a nivel industrial. «Esto nos permite desarrollar proyectos a diferentes  niveles y con distinos tipos de colaboradores, desde fabricantes de materiales de construcción y materiales fotovoltaicos hasta fabricantes de módulos de capa fina o usuarios finales», señala.

Vía Innova (El Comercio). Autor: Rosa Valle

Esta entrada fue publicada en Eficiencia energética, Energía sostenible, Energías limpias y almacenamiento, Materiales, Renovables y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.