Inventores que dan mucho juego

«Silvernet». Mariana Suárez y su equipo crearon un juego basado en un pequeño motor, en la imagen

«Silvernet». Mariana Suárez y su equipo crearon un juego basado en un pequeño motor, en la imagen. Foto: Mara Villamuza

Estudiantes de la Escuela de Arte en colaboración con alumnos de FP de Revillagigedo (Gijón) diseñan y fabrican objetos para jugar, como un triciclo, un motor o un puzle con forma de cubo.

Ya son inventores y, encima, de los que dan juego. Cuatro grupos de 3º de Diseño de Producto de la Escuela Superior de Arte de Asturias, con sede en Avilés, realizaron durante los últimos meses otros tantos trabajos en colaboración con alumnos del centro de Formación Profesional de Revillagigedo (Gijón), que también participaron en el certamen Inventa. Los artistas presentaron ayer en el palacio de Camposagrado sus trabajos, bautizados como «Cubo», «Lámpara Level», «Silvernet» y «Triciclo E3R».

«Cubo» es una obra de Susana Peláez, Helena Gómez y Patricia Fernández. Las tres elaboraron un cubo similar al de Rubik con la peculiaridad de que cada pieza es diferente y, además, de acero. Dichas piezas las realizaron, a su vez, sus colegas de Revillagigedo. «Con este cubo pasa como con el de Rubik, cuando lo terminas te enorgulleces. Este juego está pensado para regalar a los jóvenes que terminan sus estudios, para que se entretengan antes de empezar a trabajar», explicaron.

La «Lámpara Level» fue creada por María Cacheiro, Belén de la Calle, Ana Jáimez y Enma García. «Nuestra intención era diseñar un objeto con un material tan mecánico como el acero. Quisimos darle a la lámpara un aire minimalista a la vez que vanguardista y el objetivo era que se pudieran sacar los discos», explicó Jáimez. Mariana Suárez, Raúl Estrada y Álvaro Santos crearon «Silvernet». Se trata de un juego con forma de araña para adultos que explica el funcionamiento de un motor.

El cuarto invento creado por alumnos de la Escuela de Arte fue el «Triciclo E3R», obra de Marcos Prieto, Patricia Espina, Juanjo Martínez y Kor Baetens. «Creamos un vehículo básico con piezas de acero», concluyeron los alumnos antes de presentar sus trabajos, pensados, principalmente, para divertir.

Vía La Nueva España. Autora: Myriam Mancisidor

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Energía sostenible y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.