La belleza de la ciencia

La 'Gran Cadena del Ser'

La 'Gran Cadena del Ser' (1617), ilustración de Robert Fludd sobre el concepto griego que clasifica la vida en la Tierra.

El físico victoriano John Snow (1813-1858) se obsesionó con descubrir el origen de un brote de cólera que contaminó el Soho londinense en 1854. Al final lo encontró en el agua. Parte de su trabajo consistió en elaborar mapas del barrio infectado, de las casas con enfermos y de las libres de cólera. Los mapas de Snow para averiguar cómo se propagó el cólera por el centro de Londres -otro tema es la trifulca política que tuvo con las autoridades del momento- son parte de la exposición Beautiful Science que se acaba de inaugurar en la Biblioteca Británica de Londres y podrá visitarse gratuitamente hasta el próximo 26 de mayo.

El Mundo. Autora: Conxa Rodríguez.

La traducción correcta atendiendo al orden del adjetivo y el sustantivo sería ‘Ciencia bella o hermosa’ aunque ‘Belleza científica’ suena mejor como título de una exposición en la que se intenta representar con gráficos, mapas o dibujos los enigmas que encierran los números, matemáticas, biología, química, ciencias medioambientales, trabajos de los científicos de la NASA o las indagaciones del padre de la Evolución, Charles Darwin. Luke Howard (1772-1864), químico y padre de la meteorología, se adelantó a ser lo que hoy se conoce como “hombre del tiempo”. Clasificó las nubes y en 1847 elaboró un gráfico que se considera el primer trabajo de “barometrografía”, que también se incluye en la exposición. [...]

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Energía sostenible y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.