La electrónica se impone a la mecánica en la innovación del coche, adelanta Seat

Jordi Escribá. ángel gonzález

Jordi Escribá. ángel gonzález

El «boom» de la electrónica de consumo se ha traspasado al mundo de la automoción. Jordi Escribá, uno de los responsables del área de electrónica y desarrollo eléctrico del centro técnico de Seat en Martorell avanzó ayer para los alumnos del campus de Gijón algunas de las líneas de futuro en el sector automovilístico. «Cada vez manda menos la mecánica y más la electrónica, que es la base de la innovación en el coche», subrayó el directivo.

La firma automovilística, que suma una plantilla de un millar de personas en su centro de desarrollo tecnológico, está centrada ahora en anticiparse «en la medida de lo posible a todo lo nuevo basado en electrónica». La principal dificultad para lograr este objetivo reside en la rapidez de los cambios tecnológicos. «El ciclo de vida de un coche es de unos siete años pero a los cuatro o cinco de poner en el mercado un modelo ya precisa de una remodelación visible», subrayó Escribá durante su charla en el campus.

Tal es el avance de los cambios en el sector de la automoción que en este momento la empresa está trabajando el modelos que sacarán al mercado en 2015. «A nivel de proyectos estamos con coches que van a salir en dos años», confirmó el responsable de desarrollo eléctrico del centro técnico de Seat. Todo, con la implicación de costes que conlleva: cada nuevo prototipo de un coches ronda los 600.000 euros, lo que obliga a realizar una estimación de necesidades muy concreta.

El próximo cambio, que tiene que ver con el vehículo eléctrico y el aprovechamiento de las energías renovables en la carretera , implica modificaciones «brutales», según los expertos. No obstante, antes de entrar de lleno en este ámbito, Seat ha priorizado la puesta en funcionamiento la gama media de vehículos con menos emisiones de CO2 de todo el país. En el desarrollo de automóviles impulsados por baterías eléctricas observan todavía algunas problemáticas. La más importante de ellas es la de las baterías y la carrocería del coche «que debe ser más exigente» ante posibles impactos. «Es una tecnología que implica muchísimo trabajo», subrayo Jordi Escribá ante la inquietud de algunos estudiantes por el próximo modelo híbrido de la firma. El León Twin Drive, primer modelo «enchufable» de la compañía automovilística presentado recientemente, es la plataforma de ensayos de Seat «sobre lo que viene» en el coche eléctrico.

Autor / a: C. Jiménez. Vía La Nueva España

Esta entrada fue publicada en Eficiencia energética y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.