La moda española se cose en los laboratorios científicos

Diseñadores, investigadores y empresas españolas investigan para producir tejidos hechos con nanotubos de carbono, hilos sintéticos de seda de araña o que incluso salen de un aerosol.

Leyre Valiente ha regresado esta semana a EGO, la plataforma de jóvenes talentos de la moda que acoge la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Esta diseñadora ya lució en pasarelas de Nueva York los tejidos biodegradables al crear un chubasquero hecho con un bioplástico que fabrica la marca española Equilicuá a base de fécula de patata.

Público. Autora: María Martín /SINC.

“Pero este tipo de producto no tiene salida comercial, el comprador hace una inversión importante en un diseño que no quiere que se vaya descomponiendo”, cuenta la propia creadora, que tenía planeado para esta edición de la antigua Pasarela Cibeles usar otros tejidos hechos con bambú o proteína de leche. “El problema es que los proveedores me piden que compre 3.000 metros cuadrados y eso es inviable para una producción pequeña como la mía”.

Introducir las innovaciones con las que sueña Valiente en el sector textil español y poner en contacto a científicos, tecnólogos, diseñadores de moda e industriales para que se produzca la ansiada transferencia de I+D son los objetivos de instituciones como Materfad, el Centro de Materiales de Barcelona, o el Instituto Tecnológico Textil de Valencia (Aitex).

Carmen Jover, química y responsable del grupo de investigación de Moda, Diseño y Confección de Aitex, comenta que “las investigaciones en campos como el deporte, la medicina o las telecomunicaciones han generado nuevos materiales textiles, fibras y acabados con prestaciones extraordinarias. [...]

Esta entrada fue publicada en Energía sostenible, Materiales y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.