La obesidad y la hipoglucemia son los principales desafíos del tratamiento contra la diabetes

La obesidad y la hipoglucemia son los principales desafíos del tratamiento contra la diabetes ya que, la primera incrementa el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, y la segunda repercute en el control de la enfermedad, advierten expertos que han participado en el simposio ‘Desafíos en el tratamiento de la diabetes tipo 2, ¿Existe solución?’, organizado por Novo Nordisk en el marco del ‘XXIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes (SED)’.

En este sentido, el vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo, el doctor Elías Delgado, y el coordinador del Grupo de Diabetes de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, el doctor Martín López de la Torre, han valorado positivamente la aparición de nuevas vías terapéuticas con las que se persigue conseguir un adecuado control de la diabetes evitando las hipoglucemias y contribuyendo a la pérdida de peso.

En concreto, la obesidad en los pacientes que ya padecen diabetes incrementa las posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares. De hecho, el 80 por ciento de los fallecimientos de pacientes diabéticos en España responde a esta causa.

Por ello, es fundamental controlar adecuadamente la enfermedad con dieta y ejercicio y, si es necesario, con medicación. Puesto que la mayoría de los tratamientos antidiabéticos tradicionales conllevan, como efecto adverso, una ganancia de peso por parte de los pacientes. De este modo, Delgado ha subrayado la importancia de contar actualmente “con fármacos muy eficaces que, a este respecto, aportan una gran esperanza de futuro”.

HIPOGLUCEMIA

Por otro lado, la hipoglucemia –disminución de los niveles de glucosa en sangre que provoca alteraciones en el organismo”– está relacionada con los tratamientos antidiabéticos clásicos, especialmente la insulina. En este sentido, este experto ha destacado las ventajas que pueden aportar nuevos fármacos como la insulina Degludec, cuyos ensayos clínicos han mostrado un menor riesgo de hipoglucemias.

Respecto a la sintomatología asociada a la hipoglucemia, López de la Torre ha enumerado “síntomas agudos como malestar, temblor o sensación de hambre”, que obligan a la ingesta inmediata de hidratos de carbono, además de otros menos llamativos como falta de concentración, cefalea o irregularidades en los niveles de glucosa cuando las hipoglucemias pasan desapercibidas.

En consecuencia, los pacientes no solo sufren un perjuicio en su calidad de vida, sino también en el control de la diabetes, ya que “el miedo a padecer una hipoglucemia, sobre todo cuando ya se ha sufrido alguna o se están realizando actividades de riesgo, puede conducir a la disminución de la dosis de insulina u otros fármacos hipoglucemiantes otra la ingesta de un exceso de alimentos”, ha argumentado López de la Torre.

Vía Europapress.

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.