La UE quiere prejubilar el estrés laboral

El estrés, la depresión y los trastornos de ansiedad están entre las tres primeras causas de baja por enfermedad en Europa

El estrés, la depresión y los trastornos de ansiedad están entre las tres primeras causas de baja por enfermedad en Europa. Foto: Leonardo Flores

Los trastornos de ansiedad y depresión están entre los tres primeros motivos de baja en Europa. 500 expertos se reúnen en Berlín para debatir soluciones.

¿Se imagina a un jefe preguntando comprensivo a su empleado si se siente estresado y necesita, quizás, cambiar su jornada laboral para sobrellevar mejor la carga de trabajo? Este escenario, que parece sacado de algún tipo de cuento de hadas, es ya realidad en algunas empresas y, para la Unión Europea, debería serlo pronto en todas las demás.

El estrés, la depresión y los trastornos de ansiedad están entre las tres primeras causas de baja por enfermedad en Europa. Lejos de reducirse, las cifras tienen visos de crecer. La razón: la crisis económica, que lleva a las empresas a exigir cada vez más a sus empleados, bajo la amenaza de un despido justificado por los números.

«La gente cree que la quieres vigilar, hay que convencer a los dirigentes»

Ante esta situación, la UE lanzó en 2008 el Pacto Europeo para la Salud Mental y el Bienestar, que busca prevenir los problemas psiquiátricos en el entorno laboral. La semana pasada, alrededor de 500 expertos se reunieron en Berlín en la conferencia Promoción de la salud mental y el bienestar en las empresas, donde se expusieron ejemplos de buenas prácticas. Un ejemplo: incluir en los chequeos anuales evaluaciones del riesgo psicosocial del trabajador.

No se trata de algo fácil, como resaltó Dieter Zapf, de la Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos (EFPA). “Lo que sucede es que los responsables de las empresas prefieren pensar que todos sus empleados están mentalmente sanos”, comentó el psicólogo alemán, que añadió que existe una “resistencia al cambio” y que la gente “tiene miedo” de establecer este tipo de programas. Por esta razón, es importante que detrás de una iniciativa de este tipo haya alguien que crea en ella, y esa es la clave del éxito de las empresas que han puesto en marcha actividades de prevención de la salud mental.

Un ejemplo de entusiasmo en este sentido lo ofreció Alain Sommer, el coordinador de Salud Corporativa del mayor fabricante de acero, la multinacional ArcelorMittal. “No se trata sólo de mi bonus, es mi salud mental”. Con esta frase, explicó Sommer, logró convencer a sus empleados de que participar en las actividades de mejora y prevención de la salud mental no sólo iba a ser bien visto por sus jefes sino que, además, les ayudaría a sentirse mejor. [...]

Vía La Voz de Asturias . Autora: Ainhoa Iriberri

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Seguridad laboral, Sociosanitario y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.