Las acciones de divulgación aumentan casi un 6% el número de jóvenes interesados en estudiar ciencia o tecnología

Lluís Noguera, director de CosmoCaixa; Rosa Capeans de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT); Sergio Marco y Roger Borràs, de everis, han presentado esta mañana en CosmoCaixa un estudio pionero sobre la evaluación del impacto de las acciones de divulgación en términos de promoción de vocaciones científico-tecnológicas realizado por la Obra Social “la Caixa”, la FECYT y everis. De él se desprende que las acciones de divulgación científico-tecnológicas impactan en más de un 5,6% en la promoción de vocaciones científico-tecnológicas.

El informe desarrolla un sistema de ecuaciones y encuestas que permite evaluar el impacto que las actividades de divulgación tienen en el fomento de las vocaciones STEM (por sus siglas en inglés: Science, Technology, Engineering and Mathematics) y así mejorar su eficacia. Analiza también en profundidad los factores de influencia en la elección vocacional de los alumnos de la ESO en relación a las materias y profesiones relacionadas con las ciencias, las matemáticas, la ingeniería y la tecnología. [...]

FECYT.

[...] Las conclusiones del estudio demuestran que:

  • Tras participar en estas actividades de divulgación, hay un 5,63% más de estudiantes que muestran interés por estudiar STEM.
  • Las actividades tienen mayor impacto entre los estudiantes procedentes de entornos más desfavorecidos, reduciendo así la brecha social existente entre niveles socioeconómicos. Entre este segmento, el interés por estudiar STEM aumenta un 9,5%.
  • Las acciones realizadas no consiguen impactar tanto en las chicas como en los chicos, constituyendo un elemento claro de mejora de las mismas.
  • En aquellos estudiantes con peor rendimiento académico las actividades les influyen más y como resultado un 12,8% más de alumnos optarían por estudios STEM.
  • Las acciones impactan también de manera destacada en los alumnos más indecisos respecto a sus estudios futuros y con una predisposición moderada al esfuerzo.
  • Las actividades de divulgación científica tienen un menor impacto y actúan a modo de refuerzo entre aquellos estudiantes que se creen capaces de tener éxito en estudios STEM, que les gustan estas asignaturas y que se ven a sí mismos ejerciendo una profesión relacionada con este ámbito.
  • Pensar que “mis padres o mis profesores no me ven capaz” constituye un freno en la elección de estudios STEM y las acciones de divulgación analizadas abordan sin éxito este factor de influencia.
  • Las actividades impactan más entre aquellos alumnos que manifiestan no haber recibido orientación vocacional. En este colectivo se observa un incremento superior al 8% en el número de jóvenes que se decantaría por estudios STEM.
  • Tener referentes profesionales en el ámbito STEM y percibir la utilidad social de la ciencia impactan positivamente y ayuda a crear vocaciones. [...]
Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Energía sostenible y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.