Liberan en Lastres una tortuga laúd de 170 kilos atrapada en una red

Un voluntario de Cepesma conduce a la tortuga fuera del puerto. Foto: Cepesma

Un voluntario de Cepesma conduce a la tortuga fuera del puerto. Foto: Cepesma

Ocurrió a tres millas de distancia del puerto de Lastres. El patrón de una embarcación se percató ayer por la mañana de que la hélice le había quedado atrapada en una malla. Con esfuerzo consiguió retornar al puerto base y al ponerse a desenredar el paño, advirtió con sorpresa la presencia de una tortuga de grandes dimensiones.

El hombre comunicó el hallazgo al 112, que remitió al lugar a los técnicos de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma). Los especialistas identificaron al quelonio como una tortuga laúd, la mayor de todas las especies de tortugas marinas, con machos que han excedido de los 900 kilos.

R. M. / El Comercio

El animal, que se alimenta a base de medusas, tiene en las aguas del Caribe su núcleo principal, aunque no es extraña su presencia en latitudes cantábricas. Según las notas de la Cepesma, el de Lastres es «el segundo ejemplar que aparece vivo en los últimos diez años, aunque casi todos los años se producen varamientos de ejemplares muertos». La asociación recuerda cómo hace dos años se localizaron los cuerpos de siete tortugas laúd en apenas dos meses. Cinco de ellas fallecieron «por la ingesta de plásticos».

El ejemplar lastrín corrió mejor suerte. Una vez liberada de la red, se comprobó que apenas había sufrido algunas erosiones en el atrapamiento. Su buen estado aconsejaba pues la vuelta al mar, operación que oponía una dificultad: al animal había que sacarlo del puerto para que no merodeara durante horas entre las embarcaciones atracadas y su peso -calculado en unos 170 kilos- impedía el traslado en una nave de recreo. El personal de la Cepesma optó finalmente por echarse al agua y acompañar a la tortuga laúd en su nado hacia la zona exterior al dique.

Esta entrada fue publicada en Cultura, Naturaleza y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.