Lora-Tamayo advierte, sobre el espionaje, que "la ciencia se puede usar para mal"

Emilio Lora-Tamayo D´Ocón, ayer, durante su conferencia en el Centro de Cultura Antiguo Instituto. Ángel González

Emilio Lora-Tamayo D´Ocón, ayer, durante su conferencia en el Centro de Cultura Antiguo Instituto. Ángel González

Las jornadas científicas organizadas por el Real Instituto de Jovellanos tuvieron una apertura de oro con la conferencia pronunciada por Emilio Lora-Tamayo D’Ocón, doctor en Ciencias Físicas y catedrático de Electrónica de la Universidad Autónoma de Barcelona que preside en la actualidad el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Pablo Tuñón / La Nueva España

Lora-Tamayo impartió una lección divulgativa sobre el uso de la micro y nanotecnología para el almacenamiento de información, en la que, de soslayo, lanzó una reflexión sobre el hecho de que la tecnología digital para guardar información haya facilitado las labores de espionaje, un tema de actualidad tras la polémica de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos. “Es que la ciencia no es buena ni mala. Se puede usar para bien o para mal”, señaló Lora-Tamayo al respecto, que sí matizó que “es intrínsecamente buena con un uso correcto, dado que nos ayuda a progresar”.

Lora-Tamayo, que preside el CSIC por segunda vez en una etapa de incertidumbre económica para la investigación, expuso en su conferencia inaugural, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, la antigua aspiración humana de “reducir los soportes que contienen información”. Es decir, “intentar reducir el tamaño de la unidad básica para poder almacenar una mayor cantidad” de información o, lo que es lo mismo, “aumentar la densidad de almacenamiento”.

Lora-Tamayo realizó un sucinto repaso de la historia de los soportes informativos hasta la llegada de “la información digital en detrimento de la analógica”. Momento en el cual realizó la reflexión a colación del asunto del espionaje.

Tras la parte histórica, se centró en la actualidad, en la aplicación de la micro y la nanotecnología para el almacenamiento de una mayor cantidad de información en soportes pequeños. La conferencia entró así en una parte más técnica y respondió al objetivo perseguido por las Jornadas “Jovellanos”, dedicadas a divulgar la ciencia y acercarla a la población.

Lora-Tamayo realizó su disertación tras la presentación de las jornadas realizada por Carlos Rubiera, concejal de Educación y Cultura; Milagros Madiedo, directora del Real Instituto Jovellanos; e Ignacio Guerra, profesor coordinador de las jornadas. “Iremos descubriendo de la mano de expertos las nuevas fronteras de la ciencia en diferentes campos”, señaló Madiedo, que destacó de los investigadores participantes “su gran labor de divulgación científica sin ningún interés”. Algo que también agradeció Ignacio Guerra. “Vienen a cambio de prácticamente nada. Vienen con la ilusión que mueve estas jornadas”, proclamó. Por su parte, Carlos Rubiera, resaltó de las jornadas que “siguen de una manera ejemplar el espíritu del fundador del instituto”, Gaspar Melchor de Jovellanos.

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Cultura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.