Los cocineros vascos, ejemplo de competencia cooperativa

Subijana, Aduriz, Atxa, Arzak y Berasategui, en un acto conjunto que celebraron en Shanghai

Subijana, Aduriz, Atxa, Arzak y Berasategui, en un acto conjunto que celebraron en Shanghai. Foto: Z. Aldama.

¿Es posible que profesionales altamente cualificados y competitivos puedan colaborar entre sí en pro de una meta común, que además beneficie a todo un entorno social y/o económico? La respuesta es ‘por supuesto que sí’. [...]

Las claves
La colaboración entre los cocineros vascos ha sido básica para que fueran conocidos fuera del País Vasco y también para la proyección de los más jóvenes. Además, la red de colaboración creada en torno a ellos transciende de sus límites sectoriales y se extiende a la relación con sus proveedores de alimentos y de otros productos, como material de cocina o sala, recursos financieros, servicios de decoración, consultoría, legales e investigación.

Las claves de su éxito se podrían resumir en los siguientes puntos: un continuo proceso de formación utilizando todos los medios a su alcance; su sentido común, inteligencia emocional y sus habilidades sociales de carácter extrovertido, natural y amigable; se han sabido rodear de personas expertas en temas que ellos no conocían; disfrutan enormemente con su trabajo en el que ponen ilusión, valentía, audacia e invierten tiempo y dinero para alcanzar sus objetivos y sus sueños; y una permanente disposición de alerta sobre lo que sucede a su alrededor sabiendo además conjugar siempre tradición e innovación.

Vía El Correo. Autor: Jesús L. Ortega

Esta entrada fue publicada en Alimentación, Calidad de vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.