Los hogares gastan más con el ‘standby’ que con el ordenador

Consumo medio por hogar

Consumo medio por hogar.

En los hogares españoles hay una media de 22,8 bombillas, de las cuales 8,3 son todavía de las tradicionales incandescentes, 7 de bajo consumo, 6,1 halógenas, 1,3 fluorescentes y 0,01 LED. Este es uno de los muchos resultados arrojados por un nuevo estudio del IDAE, en colaboración con Eurostat, sobre el consumo energético de los 17 millones de viviendas habitadas en España. El trabajo (basado en 9.000 entrevistas y en mediciones reales en 600 casas) ha durado 18 meses y es el más completo realizado sobre el sector residencial del país. Entre los datos más llamativos destaca que las viviendas unifamiliares duplican de media el consumo energético de los pisos o que dejar los aparatos eléctricos apagados en modo espera (standby) supone un gasto de 231 kWh al año, casi tanto como el consumo medio anual del lavavajillas (246 kWh) y bastante más que el del ordenador (172 kWh).

El conjunto del sector residencial representa casi la quinta parte del consumo final de energía del país y la cuarta parte del consumo eléctrico. Si entramos más en detalle en cada casa, un hogar en España consume al año unas 0,853 toneladas equivalentes de petróleo (tep) o, expresado de otra forma, 9.922 kWh. Esto es una media muy general. El estudio del IDAE aporta ahora datos para afinar mucho más. Para empezar, si al hablar de hogar nos referimos a un piso, en un bloque de viviendas, el gasto anual medio será de 7.544 kWh. Pero si se trata de una casa aislada, unifamiliar, el gasto medio se duplica: 15.513 kWh. Del mismo modo, debido a las condiciones climáticas más duras, el gasto será mayor en una vivienda media que esté situada en zona continental (12.636 kWh), que otra en la mediterránea (8.363 kWh) o en la atlántica (9.293). [...]

Vía Ecolaboratorio. Autor: Clemente Álvarez.

Esta entrada fue publicada en Eficiencia energética, Energía sostenible. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.