El pasado 6 de junio de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado las estimaciones mundiales de prevalencia e incidencia de cuatro infecciones de transmisión sexual: Clamidia, gonorrea, tricomoniasis y sífilis.

La relevancia de esta publicación es que, no sólo pone de manifiesto el gran problema de salud que estas enfermedades suponen para la población mundial (la Chlamydia trachomatis es la infección de transmisión sexual (ITS) más frecuente en Europa, con 127 millones infecciones de clamidia en el mundo) sino que además, pone en relieve la estrategia a seguir para su reducción.

Para esta publicación, la OMS revisó 7.244 artículos, de los que finalmente solo seleccionó 130 para la elaboración del informe, siendo el artículo del Dr. Carlos Fernández Benítez, del Centro de Salud de Pola de Laviana ( Prevalence of genital Chlamydia trachomatis infection among young men and women in Spain ) uno de ellos  (de los dos seleccionados en España).

El objetivo del proyecto titulado “Cribado poblacional de la infección por Chlamydia trachomatis en Unidades de Atención Primaria en el Principado de Asturias”, era determinar la prevalencia de infecciones por Chlamydia y los factores de riesgo para adquirirlas, entre jóvenes  de 15 a 24 años (primer estudio en España que determinó la prevalencia comunitaria de la infección genital por Chlamydia en jóvenes)

 Para ello, se realizó un cribado en 1.048 adolescentes y jóvenes captados a través del Centro de Salud de Laviana, de los institutos y de la oficina joven del CIDAN, a los que se les ofreció la determinación en orina de la prueba de PCR de clamidias. Las personas positivas fueron seguidas en las Unidades de ITS para su seguimiento y la detección de otras ITS.

Los resultados obtenidos indicaron que la prevalencia en las mujeres jóvenes (4%) se asemeja a la de otros países de Europa y a la de los Estados Unidos; y que la prevalencia en los hombres (4.3%) es similar a la de las mujeres.

Las conclusiones del estudio fueron que el uso rutinario de preservativos podría llevar a una reducción de la infección por Chlamydia observada y que un programa de cribado para la infección por Chlamydia en mujeres sería rentable en España, dada la prevalencia medida en este estudio y a las severas complicaciones que esta infección provoca, ayudando así al reconocimiento inmediato de la de la infección y, por tanto, a facilitar la adopción de medidas para aplicar una terapia efectiva.

Más información WEB Organización Mundial de la Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.