Luis Olay: «La música produce endorfinas que ayudan a los enfermos de cáncer»

El oncólogo Luis Olay

El oncólogo Luis Olay.

El jefe del servicio de oncología radioterápica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), Luis Olay Gayoso, sostiene que la música, el baile, el canto y otras manifestaciones artísticas similares ayudan a los pacientes oncológicos a sobrellevar su enfermedad y afrontar su recuperación. «Les sirven para vencer problemas psicológicos o emocionales: depresión, ansiedad, miedo, insomnio…, y tienen beneficios fisiológicos: la música produce endorfinas que aumentan la sensación de bienestar, puede incluso ayudar a mejorar el efecto de los fármacos contra el dolor», asegura. Olay está empeñado en crear una unidad de terapias oncológicas complementarias en el nuevo Hospital de La Cadellada, pero a la espera de concretar ese proyecto colabora con la Fundación Cultural «Don Pelayo» en la preparación de un programa de desarrollo artístico para pacientes oncológicos. [...]

Hay otro factor beneficioso en las sesiones de musicoterapia, añade Olay, y es «el apoyo que los enfermos de cáncer se dan unos a otros». «La enfermedad eclipsa todo lo demás», comenta, y la música y otras terapias complementarias contribuyen a evitarlo.

La unidad de terapias oncológicas complementarias que Olay está empeñado en incorporar al HUCA, y para la que dice contar con el respaldo de la dirección del complejo hospitalario y de la gerencia de su área sanitaria, sería «pionera en España». «En hospitales como el Ramón y Cajal, en el Severo Ochoa o en el Marina Salud, en Denia, han empezado a implantar terapias como la acupuntura, talleres de relajación, reiki…; pero como unidad en la que se investigue y se compruebe científicamente la eficacia de estas terapias no hay nada».

Todo ello, subraya el médico, sin prescindir de los tratamientos tradicionales -cirugía, radio y quimioterapia-, que «mejoran día a día». Con ellos, dice, «seis de cada diez enfermos de cáncer se curan. No significa que el resto vaya a fallecer, sino que muchos viven con su enfermedad, controlada y sin avanzar, y con una buena calidad de vida».

Vía La Nueva España.

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Energía sostenible, Sociosanitario y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.