Maestro de científicos, autoridad en antibióticos

Don Felipe entrega a David Vázquez el premio «Príncipe» de Investigación 1985.

Don Felipe entrega a David Vázquez el premio «Príncipe» de Investigación 1985.

«Fue uno de los dos o tres grandes líderes de la biomedicina española en los años sesenta y setenta del siglo pasado», afirmó ayer el profesor César Nombela en alusión al microbiólogo asturiano David Vázquez, de cuya muerte se cumplieron 25 años anteayer, martes.

Vázquez realizó contribuciones decisivas en el campo de los antibióticos. De su fecunda escuela forman parte científicos de la talla de Mariano Barbacid y Juan Modolell. En 1985 recibió el premio «Príncipe de Asturias» de Investigación Científica y Técnica.

Hijo de inmigrantes asturianos, David Vázquez Martínez nació en 1930 en Tucumán (Argentina). En España e Inglaterra realizó sus estudios universitarios. Se graduó en Farmacia en 1954 y se doctoró en Química 1959, en ambos casos en la Universidad de Madrid. Amplió estudios en la Universidad de Cambridge, donde conquistó otro doctorado en 1965. Dos años antes se había incorporado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en el marco del Instituto de Biología Celular.

La microbiología fue el principal objeto de las investigaciones de Vázquez, aunque también destacó en el campo de la bioquímica y de la biología molecular. «Llegó a ser un conferenciante obligado en la mayor parte de los congresos internacionales de antibióticos», subraya César Nombela, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense y miembro habitual del jurado del premio «Príncipe» de Investigación. Un galardón que a Vázquez le otorgó un jurado presidido por el Nobel Severo Ochoa, que en su fallo destacó «los relevantes méritos de su obra de creatividad científica», así como «sus contribuciones al conocimiento del mecanismo de acción de los antibióticos y los fundamentos moleculares de la biosíntesis proteica». Compartió el premio con el ingeniero mexicano Emilio Rosenblueth.

En la actualidad, «muchos de los trabajos de David Vázquez siguen siendo citados», destaca Nombela. El 15 de febrero de 1986, sin haber cumplido 56 años, falleció en Madrid. Diversas instituciones le rindieron homenaje. En su honor, se erigió un monumento en la plaza Setsa de La Felguera, localidad originaria de sus padres. Asimismo, David Vázquez da nombre al Instituto de Secundaria de Pola de Laviana.

Vía La Nueva España. Autor/a P.A.

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.