Manual para expertos y aficionados

Eva María Velasco, con un ejemplar de su libro. Foto: JOSÉ SIMAL

Eva María Velasco, con un ejemplar de su libro. Foto: JOSÉ SIMAL

El Instituto Español de Oceanografía acaba de editar una guía sobre las especies de interés pesquero en Galicia, Asturias y Cantabria en cuya redacción ha tenido un protagonismo especial la doctora en Ciencias del Mar Eva María Velasco, del Centro Oceanográfico de Gijón, aunque también han colaborado con fotografías, coordinación y diseño sus compañeros Antonio Punzón y Marco Amez, del Centro Oceanográfico de Santander.

Los ejemplares impresos del manual, que están destinados a facilitar la diferenciación de especies a personas que necesitan hacerlo por motivos de trabajo, han sido distribuidos, básicamente, en lonjas y cofradías de pescadores, pero es probable que el Instituto Español de Oceanografía permita pronto descargar una versión digital del libro a través de su web, porque se trata de un trabajo de gran interés también para aficionados.

Nacho Prieto / El Comercio

Etiquetar bien los pescados es cada día más importante, por ejemplo, a efectos de respetar las cuotas de capturas establecidas sin perder derechos de pesca. En ese sentido, Eva Velasco cita que a menudo se mete en el mismo saco al Scomber colias y al Scomber scombrus, dos especies muy similares de xarda que no son diferenciados por sus nombres comunes, pero que tienen cuotas distintas.

Y es que los nombres comunes son más utilizados por sencillos y, si se quiere, como seña de identidad vernácula, porque los nombres dados a distintos peces no cambian sólo en algunos casos de una región a otra, sino también entre puertos distantes sólo unos pocos kilómetros entre sí.

Eva Velasco cita también, entre las curiosidades que llamaron su atención durante los casi cinco años de trabajo para confeccionar el nuevo libro (obviamente no de dedicación exclusiva), es que algunos pescadores creen que las manchas distintivas de dos especies de gallos constituían una diferencia de sexos, cuando en realidad se trata de dos especies diferentes.

Los nombres y las artes
Otra confusión habitual es que la flota portuguesa que faena en el Cantábrico llama cabras a los golondros, si bien ese equívoco no queda aclarado en el libro porque se refiere a los nombres y especies de Galicia, Asturias y Cantabria. El País Vasco tiene su propio oceanográfico, aunque, obviamente, las especies son las mismas.

Un atractivo de la guía para los menos expertos es que, a parte de los nombres comunes de cada especie, se incluye el arte o artes con los que se captura, su talla mínima legal, la máxima registrada y la habitual, así como la profundidad a la que se encuentra, sus principales características y los rasgos distintivos respecto a especie semejantes.

Esta entrada fue publicada en Cultura, Naturaleza y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.