Neurocientíficos descubren por qué a veces no recordamos el nombre de una persona cuya cara nos es familiar

Neurocientíficos de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, han identificado la razón por la que, en algunas ocasiones, reconocemos la cara de una persona conocida pero somos incapaces de recordar su nombre.

Los resultados se publican en Journal of Neuroscience. El equipo dirigido por Clea Warburton y Gareth Barker, de la Facultad de Fisiología y Farmacología, investigó por qué reconocemos mejor las caras si tenemos pistas extras sobre dónde o cuándo conocimos a esa persona por primera vez. Descubrieron que, cuando necesitamos recordar algo en particular, una cara por ejemplo, en un lugar o en un momento concreto, tienen que trabajar juntas diversas regiones del cerebro y no de forma independiente.

Los científicos saben que son tres regiones cerebrales las que parecen tener papeles específicos en el proceso de la memoria: la corteza perirrinal, clave para la habilidad de reconocer si algo en concreto nos parece nuevo o nos resulta familiar; el hipocampo, importante para reconocer lugares y orientarse y la corteza prefrontal media, que se asocia con las funciones cerebrales más elevadas.

Sin embargo, los estudios más recientes son los primeros que sostienen que estas regiones cerebrales interactúan todas juntas, en lugar de considerar que se funcionan de forma individual. “Estamos muy emocionados por haber descubierto este importante circuito cerebral. Ahora estamos estudiando cómo la información de la memoria se procesa en ella, con la esperanza de que podamos entender así cómo funciona nuestro propio sistema de ‘librería interna’”, dice. [...]

Vía La Vanguardia. Autor

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Sociosanitario y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.