“Nuestra especie necesita seguir invirtiendo en ciencia”

Donald Johanson, uno de los descubridores de ‘Lucy’, resalta Atapuerca como “el yacimiento más importante de Europa en evolución humana”.

Hace casi cuarenta años que el estadounidense Donald Johanson descubrió en Etiopía el fósil del siglo. Lo que parecía el codo de un mono resultó ser parte del esqueleto de una nueva especie de australopiteco que vivió hace tres millones y medio de años y que ya tenía un rasgo muy, muy humano: caminaba de pie. Aquellos fósiles se convirtieron en Lucy, versión coloquial de la nueva especie Australopithecus afarensis, y Johanson, junto a sus colegas de expedición, en uno de los paleoantropólogos más célebres del momento.

Lucy le pegó una sacudida al árbol de la evolución humana y enfrentó al Homo sapiens con el que por entonces era su primer ancestro: una hembra de un metro de altura con brazos larguísimos y un cerebro diminuto para los estándares humanos.

Este fin de semana, Johanson ha visitado por primera vez otro yacimiento cuyos fósiles sacudieron el árbol de la evolución humana a mediados de los 90: Atapuerca, Burgos. El experto ha reconocido que no estaba “preparado” para “la enorme cantidad de información que se ha descubierto en este yacimiento y para lo que aún queda por descurbir”. Atapuerca, ha dicho, “es el yacimiento más importante de Europa para entender la evolución humana”. [...]

Vía Materia. Autor: Nuño Domínguez.

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Cultura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.