Nuevo método para detectar mercurio en la miel

A partir del empleo de “química verde”, investigadores desarrollaron una técnica que sirve para examinar el alimento, pero también como indicadora de contaminación ambiental.

El mercurio es un metal tóxico que puede concentrarse en la cadena alimentaria, en el ambiente y en el cuerpo humano, y producir riesgos para la salud de la población. Este metal pesado produce efectos tóxicos que incluyen daño al cerebro, riñones y pulmones. Puede provenir de zonas industriales o urbanas, del tráfico vehicular y de fertilizantes o pesticidas. El análisis de la miel permite determinar el grado de contaminación de este alimento, pero también servir como bioindicador de contaminación en el aire, el suelo o el agua.

“La idea es automatizar diferentes metodologías para el control de la calidad de los productos agropecuarios, en este caso la miel, y de esta manera disminuir tiempos, reducir costos y trabajar sobre la base de la química verde”, explicó a Argentina Investiga la doctora María Eugenia Centurión, investigadora de Conicet y directora del proyecto. “Además, las abejas actúan como bioindicadores de contaminación ambiental, tienen un gran área de vuelo y pueden transportar el mercurio, tanto en su cuerpo como a través del polen, y transferirlo a los productos de la colmena”, destacó la licenciada Marina Domínguez, quien desarrolló este trabajo como su tesis doctoral. Así, conociendo sus hábitos se pueden reconocer zonas con ese contaminante.

El método desarrollado permite reducir el tiempo del proceso de determinación más utilizado -que lleva dos horas- a sólo 16 minutos. [...]

Vía DICyT.

Esta entrada fue publicada en Alimentación, Calidad de vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.