Pies para todos

Un récord: medio millón de personas caminarán con el ‘pie de Jaipur’ en 2015. Este modelo de prótesis indio de bajo coste y sin patentar ya se usa en otros 27 países.

Rajveer Ahalawat dibuja cuatro tajos en el aire al relatar las sendas amputaciones que tuvieron que hacerle en la pierna. La narración se corta en seco cuando llega al muñón desnudo. Rajveer, de 42 años, estaba recogiendo trigo cuando una serpiente le picó en el pie izquierdo, envenenándole hasta la espinilla. Después de un año de operaciones, se ha desplazado desde el vecino estado de Haryana para recoger la única prótesis en el mundo que le permite seguir trabajando para dar de comer a su familia. “No podría volver a labrar el campo sin esta pierna ortopédica”, resume el campesino con aire seráfico mientras dobla el pie de goma de su nueva prótesis.

El País
. Ángel L. Martínez Cantera.

El pie de Jaipur no sólo permite a muchos mutilados ejercer su profesión además de ejercicios tan comunes como correr, pedalear o patinar gracias a la elasticidad del material con que se fabrica. Además, su diseño en forma de pie, no de zapato como la prótesis común en occidente, también hace que se adapte a las necesidades de las áreas rurales en Asia, donde se trabaja descalzo, y descalzo se vive.

“Es apto para la posición de descanso —muchos asiáticos y especialmente indios esperan en cuclillas—, así como para el uso de retretes locales —sin asiento— o para el rezo musulmán”, explica Ramesh, encargado del centro de la organización Bhagwan Mahavir Viklang Sahayata Samiti (BMVSS) en Delhi. [...]

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Energía sostenible, Materiales, Sociosanitario. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.