Relatos personalizados y dinámicos para ofrecer visitas por museos cautivadoras

Cité de l'Espace

Cité de l'Espace. Foto: Wikipedia/Emeraude.

Los relatos forman una parte esencial de la vida. Trátese de los cuentos infantiles para dormir o de un buen libro, una buena película o una buena conversación con amigos, los relatos constituyen uno de los hilos conductores de las actividades sociales, la cultura y la historia. Un equipo de investigadores financiados con fondos europeos está aprovechando el poder de una buena narración para cautivar a los visitantes de museos y ayudarles a profundizar y comprender con mayor nitidez toda clase de temas, desde historia hasta ciencia.

En el mundo hay en torno a 55 000 museos. Algunos son pequeños y peculiares, pues tratan temas inusitados y poco conocidos, interesantes para un colectivo reducido. Otros constituyen almacenes inmensos de patrimonio histórico -estando muchos de ellos considerados entre las instituciones culturales de mayor importancia del mundo-, por ejemplo el patrimonio de la Revolución Industrial o, más reciente, de la exploración científica, tecnológica y espacial. En la era digital moderna, a todos estos museos les une un reto similar: cómo atraer a visitantes, despertar su interés y proporcionarles una experiencia sin igual.

«Antes los museos eran los guardianes del pasado y destinos posibles para los turistas, pero hoy en día son auténticas empresas que se enfrentan a los mismos retos que las PYME: lograr ventas, conservar la rentabilidad y disponer de recursos adecuados. Actualmente, los museos tienen que mantener su atractivo y atraer al público no solamente en periodos vacacionales, sino todo el año. Tienen que demostrar su valor y relevancia en la vida contemporánea», explicó Martine Julien, jefa del departamento de investigación y desarrollo tecnológico, en la división de simulación y realidad virtual, de DIGINEXT (Francia). Según señaló, la gente puede encontrar en todo su entorno, tanto en casa como fuera, actividades dinámicas, digitales, audiovisuales e interactivas, por lo que los museos y demás instituciones culturales tienen que replantearse su oferta y pasarse también a lo digital. Teniendo en cuenta los elevados costes de mantenimiento que soportan, la obtención de ingresos puede ser una cuestión de supervivencia para multitud de museos. [...]

Vía Alpha Galileo.

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Cultura y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.