Telescopios de saldo como francontiradores de supernovas

Uno de los seis telescopios de ASAS-SN, el BRUTUS. Foto: ASAS-SN

Uno de los seis telescopios de ASAS-SN, el BRUTUS. Foto: ASAS-SN.

La Universidad de Ohio lidera la detección de explosiones estelares más brillantes usando una tecnología de bajo coste.

La clave no es el tamaño, como puede creerse, sino un excelente software. Con solo seis telescopios de 14 centímetros de diámetro —unas cien veces menor que el de los grandes telescopios— y un presupuesto de poco más de 400.000 euros, el proyecto ASAS-SN —se lee Assassin, Asesino— de la Universidad de Ohio han batido a todos los demás cazadores de grandes supernovas del mundo, profesionales y amateurs. “Llevamos totalmente operativos desde mayo de 2014 y en este tiempo ya hemos detectado el 50% de las grandes supernovas desde entonces [75 supernovas]. Los astrónomos amateurs detectan sobre un 25%. Y el resto, para todos los demás astrónomos profesionales”, explica Krzysztof Stanek (Sandomierz, Polonia, 1968), profesor de la Universidad de Ohio y uno de los lideres del proyecto.

El País. Ángel Luis Sucasas.

ASAS-SN ha tenido su puesta de largo ante la Sociedad Astronómica Americana (AAS), la mayor organización de astrónomos profesionales de Estados Unidos, para presentar sus espectaculares resultados. El éxito se encuentra, para Stanek, en no cegarse con lo específico y apostar por una manera barata de cubrir la mayor amplitud de firmamento posible. Los seis telescopios de ASAS-SN trabajan coordinadamente —cuatro en Hawai y otros dos en Chile— para apuntar no a regiones muy concretas del espacio, sino al firmamento en su conjunto para captar sus eventos más brillantes. “El enfoque tradicional era apuntar a una galaxia en concreto y esperar a que hubiera suerte y se detectara la supernova. Nuestro enfoque es analizar el firmamento en su conjunto para encontrarlas [actualmente, el proyecto capta la mitad del cielo visible desde la Tierra cada noche]. Evidentemente, no podemos competir con los grandes telescopios en el detalle y solo hallamos las más brillantes. Pero luego podemos apuntar con un telescopio mejor para obtener mejor visión del fenómeno”. [...]

Esta entrada fue publicada en Energía sostenible y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.