Un estudio relaciona el uso a largo plazo de benzodiazepinas con el alzhéimer

El 50% de las personas adultas toma benzodiazepinas para combatir la ansiedad y los problemas de sueño. Ahora, un nuevo trabajo conecta este tratamiento a largo plazo con la enfermedad de Alzheimer. Para paliar dicha relación, los investigadores apuntan que la terapia debe “cumplir con las directrices de buenas prácticas y ser lo más corta posible”.

SINC.

La revista British Medical Journal publica esta semana un estudio sobre los efectos a largo plazo de las benzodiacepinas en tratamientos contra la ansiedad y los trastornos del sueño. El equipo de investigadores, con sede en Francia y Canadá, relaciona estas terapias con el alzhéimer, que afecta actualmente a unos 36 millones de personas en todo el mundo.

“El tratamiento injustificado a largo plazo debe ser considerado un problema de salud pública”, advierte Sophie Billioti de Gage, una de las expertas de la Universidad de Burdeos (Francia). Los autores sostienen que, aunque se detecta un mayor riesgo de demencia en los usuarios de benzodiazepinas, la naturaleza de esta asociación, ya sea causal o no, aún no queda clara. [...]

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida, Sociosanitario y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.