El Sidrón hace recuento

A la espera de que en septiembre se retomen los trabajos arqueológicos en el yacimiento piloñés, la publicación por parte de la Consejería de Cultura de la monografía La Cueva del Sidrón. Investigación interdisciplinar de un grupo neandertal , permite conocer en profundidad las principales conclusiones a las que, desde sus respectivas disciplinas, han llegado los científicos desde que iniciaran su labor arqueológica en el año 2000. La obra está dedicada a la memoria del que fuera investigador principal del Sidrón y catedrático de Prehistoria de la Universidad de Oviedo, Javier Fortea, fallecido en 2009.

1 el área prioritaria La galería del osario. Al tratarse de la zona de la cueva donde han aparecido los restos fósiles neandertales del Sidrón, un conjunto formado hasta ahora por un total de 2.018 piezas óseas, la galería del osario se ha convertido en estos años en el área de excavación prioritaria. Ahora bien, tras quedar claro que los restos neandertales procedían de otro lugar, y pese a que ya se han realizado algunos estudios, uno de los retos del futuro pasa por conocer cómo llegaron esos huesos a la galería del osario. Los trabajos topográficos y geomorfológicos realizados apuntan a la existencia de una cavidad cegada y enterrada por un proceso de desplome, ubicada por encima de la galería del osario. Para su localización será necesario “realizar un acceso directo desde el exterior”, lo que implicaría y excavaciones “de grandes dimensiones”.

2 los individuos Peculiaridades. Los restos fósiles de los neandertales de Sidrón, con una cronología que oscila entre los 38.000 y los 50.000 años antes del presente, recogen algunas peculiaridades como la elevada robustez de los huesos, unas mandíbulas de aspecto primitivo o el tener unas caras más anchas y menos prognatas. Los huesos del Sidrón, destacan los investigadores, presentan “ciertas singularidades en el universo neandertal cuyas causas hay que seguir investigando”. Y en concreto, tal y como apunta Antonio Rosas en un capítulo de la monografía, uno de los aspectos “más prometedores de la investigación de las nuevas muestras es la posibilidad de estudiar los ritmos de crecimiento y poder delimitar el modelo de desarrollo específico” de los hombres del Sidrón. Hasta ahora en la cueva piloñesa se han localizado restos fósiles de doce individuos, 6 adultos, 3 adolescentes, 2 juveniles y un infantil.

3 Modo de vida Antropofagia. Con una dieta alimenticia constituida en su mayor parte por carne, los neandertales piloñeses utilizaron de forma intensiva su boca para masticar y para otras actividades como el curtido de pieles. Una particularidad de los habitantes del Sidrón fue la práctica del canibalismo tal y como evidencian las marcas que aparecen en los huesos recuperados. Ahora bien los investigadores aún deberán despejar una incógnita vinculada al canibalismo de estos neandertales. Determinar si respondió a una función nutricional o, si por el contrario, obedeció a prácticas rituales o simbólicas es algo que sigue pendiente de aclarar.

4 genoma neandertal Nuevos retos. Fue en 2004 cuando arrancaron los primeros análisis paleogenéticos de los fósiles neandertales del Sidrón incluidos dentro del proyecto genoma neandertal y que dirige Carlos Lalueza Fox. En la monografía destaca como una de las grandes ventajas de los muestras de Sidrón su “baja o casi nula contaminación humana moderna”. Respecto a futuras investigaciones destaca las “grandes posibilidades” que existen para desarrollar estudios genómicos “específicos”.

5 industria lítica Dos materias primas. La industria lítica hallada en la galería del osario de la cueva del Sidrón pertenece al estilo Musteriense de denticulados clásico. En su fabricación se usaron 2 materias primas de forma mayoritaria: el sílex de Piloña y la cuarcita de Barrios. El objetivo es localizar por dónde entraron en la cueva y la zona donde habitaron los neandertales piloñeses.

Vía La Voz de Asturias. Auto: Javier G. Caso

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Cultura, Turismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.