Un sistema reducirá el impacto urbano del transporte refrigerado

El proyecto EFRUD trata de mejorar la calidad de vida en las ciudades europeas reduciendo el impacto medioambiental del transporte refrigerado

El proyecto EFRUD trata de mejorar la calidad de vida en las ciudades europeas reduciendo el impacto medioambiental del transporte refrigerado. Foto:Graham Richardson

El tráfico de mercancías en las ciudades supone entre un 20% de las emisiones de CO2 y hasta el 60% de partículas en suspensión, entre otros agentes contaminantes. El proyecto EFRUD trata de mejorar la calidad de vida en las ciudades europeas reduciendo el impacto medioambiental del transporte refrigerado.

La distribución refrigerada de mercancías en las ciudades supone un fuerte impacto medioambiental, ya que a la contaminación asociada al consumo de combustible hay que añadirle las emisiones producidas por el equipo de refrigeración y el ruido que producen estos sistemas y los vehículos diesel.

El proyecto EFRUD surge para encontrar una solución que permita la reducción del impacto medioambiental debido al transporte refrigerado de productos perecederos (leche y productos lácteos, carne, medicinas, etcétera) en las zonas urbanas, y que al mismo tiempo mejore la eficiencia energética y sea asumible por la industria.

EFRUD trabaja en un sistema de transporte que combina innovaciones ya disponibles en el mercado y nuevos desarrollos. En concreto, el prototipo incorpora un innovador sistema de refrigeración pasivo (sin compresor) que es capaz de mantener la temperatura sin requerir energía del vehículo. [...]

Vía Sinc

Esta entrada fue publicada en Alimentación, Calidad de vida, Eficiencia energética, Energía sostenible, Energías limpias y almacenamiento, Logística y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.