Una empresa gijonesa desarrolla un sistema de medición de audiencias por reconocimiento facial

Escudero y García (primero y segundo por la derecha), en el Parque Tecnológico

Escudero y García (primero y segundo por la derecha), en el Parque Tecnológico. Foto: Marcos León.

Las tiendas de Inditex en Fráncfort y Moscú ya cuentan con una tecnología que permite saber en tiempo real las preferencias del cliente.

Emitir el contenido publicitario adecuado al público objetivo en el momento oportuno es posible gracias a uno de los últimos desarrollos tecnológicos de la empresa Altabox, asentada en la «milla del conocimiento» gijonesa. El proyecto, realizado en colaboración las firmas APG y Trisón, del grupo Inditex, les ha permitido no sólo integrar la medición de audiencia mediante un sistema de reconocimiento facial en tiempo real sino que también es posible una actualización remota de contenidos. La tiendas de Inditex de Fráncfort y Moscú ya lo han incorporado.

El sistema funciona por señalización digital (del inglés, digital signage) e incluye una serie de pantallas donde se van presentando diferentes productos de la tienda. Esos equipos incorporan dos cámaras especiales que cubren un ángulo de 150 grados y detectan a la persona cuando dirige su mirada hacia la pantalla. Mediante un modelo matemático, el sistema es capaz de detectar el rango de edad de la persona, su sexo y lo contenidos que ha visto. De esta forma «se pueden poner vídeos adecuados a cada uno de ellos», explica Israel García, responsable de Altabox. La empresa ha logrado financiación municipal para su desarrollo en el marco del programa «plataformas de desarrollo empresarial» y ha estado acompañada en el proyecto por otra firma tecnológica, APG. El tercer socio es el grupo Inditex. «Para nosotros no se trata solo de integrar la medición de audiencia, sino de garantizar el éxito de las campañas publicitarias», explican en Altabox.

Además de detectar la fisonomía de la cara, el sistema arroja estadísticas acerca del perfil de los consumidores de esos contenidos. «Cuando detecta que es una mujer de una franja de edad joven se pueden emitir determinadas cuñas publicitarias adaptadas a las preferencias de ese grupo de población», comenta Nacho Escudero, responsable de marketing de Altabox. Para la empresa, este nuevo desarrollo permite garantizar el éxito de las campañas de publicidad, con unas métricas que sirven de referencia para campañas posteriores. Uno de los objetivos de Altabox es crear sensaciones que mejoren la experiencia del consumidor en el punto de venta. «Nuestro margen de error se sitúa en el uno por ciento; al principio era del 30 por ciento», indica García sobre el sistema de reconocimiento facial, al tiempo que adelanta que este misma tecnología se hará extensible próximamente a las tendencias de los clientes en los probadores.

Las cámaras no graban, únicamente identifican la fisionomía de la persona para concretar su sexo y rango de edad. «Las tendencias de la publicidad es ir hacia segmentos y con este sistema se puede especificar el objetivo y buscar los medios dónde la publicidad puede ser más efectiva», concluye, por su parte, Israel García.

Vía La Nueva España. Autor/a: C. Jiménez.

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Energía sostenible y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.