Una moneda sitúa a La Carisa como el primer enclave romano de Asturias

Objetos hallados en el pico Llagüezos

Objetos hallados en el pico Llagüezos. Foto: J. R. Silveira.

Los arqueólogos recuperan en el pico Llagüezos, entre Villamanín y Lena, un denario de plata que fue emitido entre los años 90 y 89 antes de Cristo.

Se terminan los indicios y empiezan los hechos. El pico Llagüezos, en el entorno de La Carisa, albergó un campamento que pudo ser, casi con total seguridad, el primer asentamiento romano en Asturias. El equipo de arqueólogos que trabaja en el enclave desde hace dos semanas ha hallado una serie de vestigios «de origen claramente romano». El descubrimiento más impactante ha sido un denario de plata, que fue emitido entre los años 89 y 90 antes de Cristo.

La moneda recuperada en el pico de la Collá Propinde es la más antigua que se ha encontrado en Asturias hasta el momento. El coordinador de los trabajos en La Carisa, Jorge Camino, explicó ayer que «esta moneda, a priori, es anterior a los hallazgos numismáticos que se habían realizado en La Carisa hasta el momento». En la anterior campaña de excavaciones, los arqueólogos recuperaron del campamento de Curriel.los, en Carraceo, un as de bronce, emitido hacia el 46-45 antes de Cristo.

La nueva moneda continúa en el laboratorio, «donde los técnicos la están limpiando para ver con claridad la fecha de emisión, pero todo apunta a que el cuño es del 90 o el 89 antes de Cristo». Según los arqueólogos, el denario pertenece a «la emisión masiva del erario romano, controlado por Lucio Piso Frugi, con motivo de la guerra civil que enfrentó a los partidarios de Sila y Mario».

Aunque la datación de la moneda no puede indicar con precisión la época en la que los romanos se asentaron en Llagüezos, todo parece indicar que el avance hacia el territorio de la región empezaron en el monte de la Collá Propinde, por su proximidad con Villamanín. De hecho, el monte está separado por una línea divisoria que separa el municipio leonés del concejo de Lena.

Además del denario, los arqueólogos también han recuperado «objetos de naturaleza militar y origen inequívocamente romano». La responsable de la investigación, Esperanza Martín, explicó ayer que «a expensas de un examen de detalle, una vez que se realice la limpieza y el tratamiento de restauración, contamos con clavijas de tienda de campaña, puntas y regatones de jabalinas -pilum-, elementos de catapultas y alguna herramienta más».

El hallazgo se produjo hace unos días y dejó «sorprendidos» a los arqueólogos, que contaron con la ayuda de operarios del Ayuntamiento de Lena. «Fueron de gran ayuda, ya que el hallazgo de restos de la Guerra Civil, también de suma importancia, retrasó la búsqueda de los vestigios romanos, nuestro principal objetivo».

Los trabajos continuarán en La Carisa con más teledetección de metales y la limpieza del entorno. Las excavaciones, según Martín, quizás tengan que esperar a la primavera «porque la meteorología en este momento es muy inestable».

Vía La Nueva España. Autor/a: C. M. Basteiro.

Esta entrada fue publicada en Calidad de vida, Cultura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.