Vitoantonio Bevilacqua: «La lógica difusa puede ganar tiempo y lograr terapias específicas para cada paciente»

El profesor Vitoantonio Bevilacqua, durante su visita a Mieres. j. r. silveira

El profesor Vitoantonio Bevilacqua, durante su visita a Mieres. j. r. silveira

El profesor Vitoantonio Bevilacqua trabaja como docente en la Universidad Politécnica de Bari, en Italia, donde imparte sus conocimientos en imágenes médicas – tomografías, resonancias y radiografías- y su procesamiento. A esta técnicas aludió Bevilacqua, durante el curso internacional organizado por el Centro Europeo de Soft Computing y enmarcado en el proyecto Mibisoc, cuyo objetivo es crear una red interdisciplinar de investigación y formación de jóvenes investigadores en el desarrollo de nuevos sistemas y aplicaciones de los algoritmos «bio-inspirados» y el soft computing en el área de las imágenes médicas.

-¿Qué ventajas tiene el uso de las técnicas de soft computing en el ámbito médico?
-Los sistemas informáticos basados en la lógica difusa consiguen fusionar la información que procede de diferentes especialistas, lo que ayuda a facilitar los diagnósticos e, incluso a ganar tiempo. El método tradicional es mucho más lento y los especialistas no pueden controlar tan fácilmente la cadena que se va formando desde que se detecta una enfermedad como el cáncer hasta que se realiza el tratamiento correspondiente.

-¿Cuesta mucho introducir este tipo de técnicas en medicina?
-Depende de las clínicas. En Italia, por ejemplo, es el centro de investigación del cáncer el que se ocupa de esta labor, pero no es lo común. Considero que es importante, porque la detección temprana de los tumores es fundamental y, normalmente, es muy tarde ya para los pacientes que llegan al centro de investigación. Afortunadamente, se están llevando a cabo numerosos programas de prevención de cáncer, como los de mama.

-¿Supone el proyecto Mibisoc una ayuda para divulgar la aplicación del soft computing a la medicina?
-Creo que sí, porque la iniciativa integra a un importante grupo de investigadores de diversas áreas que, gracias al proyecto, pueden reunirse en cursos como el que se ha organizado en Mieres y buscar puntos en común. Es más, me parece que los investigadores son los que deberían proponer al Gobierno líneas de trabajo a seguir en esta materia para su divulgación.

-¿Cuál es su experiencia con el tratamiento del cáncer?
-Mi trabajo se basa en la investigación del cáncer de mama y en la colonoscopia virtual para detectar el cáncer de colon. Son dos patologías multifactoriales, es decir, que dependen de diversos factores, como el ambiente, el código genético o, incluso el estilo de vida.

-¿En qué otras áreas trabaja?
-Además de ser experto en las imágenes médicas, también estoy vinculado con la bioinformática, que estudia el ADN de cada paciente basándose en información relevante, como los biomarcadores. Estos procedimientos se pueden aplicar al tratamiento de los tumores , centrándonos en la fusión, tanto de las imágenes médicas como de los biomarcadores a través de las técnicas de soft computing. Con ello se pueden conseguir terapias específicas para cada paciente.

-¿Lo ha probado con pacientes reales?
-Sí, he tenido una paciente con la que tratamos la detección del cáncer de mama con estas técnicas y estamos esperando que una empresa se interese por el diseño y lo compre.

Autor: Julio Vivas. Vía La Nueva España

Esta entrada fue publicada en Biosanitario, Calidad de vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.